Economía

Los sindicatos temen disturbios en la reapertura de las oficinas del SEPE por el retraso de los pagos

Abogan por posponer la reincorporación de los funcionarios para evitar posibles incidentes, a la vista de que miles de personas no han cobrado aún la prestación

Protesta ante la delegación del SEPE de trabajadores en ERTE que no cobran EFE/ Alejandro García

No hay fecha para la reapertura de las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). La administración planteaba que recuperasen la atención al público esta semana, igual que lo han hecho las de la Agencia Tributaria -excepto para la Renta-, pero las discrepancias con los sindicatos han hecho que se retrase.

Ahora, el SEPE tiene en mente abrir sus oficinas la próxima semana, entre el 1 y el 4 de junio, según fuentes sindicales. Una opción que no comparten los sindicatos. Tanto el sindicato de funcionarios (CSIF) como CC.OO. y UGT temen que se produzcan disturbios si se recupera la atención presencial mientras hay gente que sigue sin haber cobrado la prestación por desempleo.

Aunque desde el Ministerio de Trabajo insisten en que no quedan prestaciones por reconocer, todavía hay miles de personas que pese a estar incluidas en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) no han recibido ningún cobro. Sólo en Cataluña, la Generalitat ha recibido más de 3.000 quejas de personas que no han cobrado. Esto ha llevado a una docena de manifestantes, según ha informado Efe, a manifestarse en la delegación del SEPE en Barcelona.

Ante la tensión que existe, los funcionarios no ven viable recuperar la atención presencial. “Reabrir la atención presencial en las condiciones actuales propiciaría la saturación inmediata del único canal que, hasta la fecha, está garantizando un cierto nivel de comunicación con la ciudadanía y haría desaparecer la esperanza de recuperar la normalidad en un corto plazo”, alertan en un comunicado conjunto CC.OO. y UGT.

Ambas organizaciones alertan de la “crispación que se está convirtiendo en amenazas al personal del SEPE y cierto riesgo de de poder sufrir agresiones, tanto verbales como físicas, si se efectuase la apertura de las oficinas”. En esta línea, desde Comisiones Obreras añaden que “más nos valdrá poner una patrulla policía en la puerta de cada oficina”.

Plantilla insuficiente

Desde CSIF insisten en que la carga de trabajo que han soportado los empleados del SEPE durante estos meses ha sido muy superior a la habitual. “Se ha incrementado de media un 530%, mientras que la plantilla apenas se ha incrementado un 10% por ciento debido a la incorporación extraordinaria de personal interino sólo para seis meses”, explican. De hecho, de los 1.000 funcionarios que debían incorporarse para reforzar la plantilla lo han hecho finalmente 780.

Una cifra insuficiente si se tienen en cuenta las 711 oficinas y las 52 direcciones provinciales que tiene el Servicio Público de Empleo Estatal. “Desde CSIF asistimos con profunda preocupación como en las redes sociales y algunos medios de comunicación se señala la supuesta “incompetencia” y falta de empatía de los empleados del SEPE con el conjunto de desempleados, sin tener en cuenta las circunstancias señaladas”, indican.

Con todo, fuentes sindicales describen que se ha reforzado la atención telefónica de los usuarios de forma “insuficiente” y que esta vía de contacto aparece colapsada para las personas que todavía no han cobrado la prestación estando en un ERTE.

Comentar ()