Economía

España confirma el 1 de julio para abrir las fronteras y pide un solo criterio en toda la UE

El Gobierno español e italiano reclaman por carta a la presidenta de la Comisión Europea reglas sanitarias comunes en toda la Unión para permitir los viajes internacionales.

logo
España confirma el 1 de julio para abrir las fronteras y pide un solo criterio en toda la UE
Una pasajera con mascarilla en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Una pasajera con mascarilla en el aeropuerto de Madrid-Barajas. ep

Resumen:

El Gobierno mantiene el 1 de julio como la fecha en que se abrirán las fronteras con el objetivo de reactivar el turismo internacional. “No ha habido ningún cambio. La fecha es el 1 de julio”, ha sentenciado la ministra portavoz, María Jesús Montero, después del lío que el Ejecutivo provocó ayer, apuntando que las fronteras con Francia y Portugal se reabrirían el 22 de junio para acabar rectificando en apenas tres horas.

Varios países de la Unión Europea pretenden permitir los movimientos internacionales a partir del 15 de junio, dos semanas antes que el horizonte que marca España. Una circunstancia que ha provocado recelos del sector turístico español, que ven como algunos destinos competidores toman la delantera de cara a la temporada de verano.

España e Italia, dos de los países que con mayor dureza han sufrido el impacto de la epidemia, se unen para reclamar a la Comisión Europea que adopte criterios sanitarios comunes en toda la Unión Europea para garantizar los traslados seguros para los viajeros y para los países de destino.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro Italiano, Giuseppe Conte, han remitido una carta conjunta a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, solicitándole que la Unión fije una serie de criterios comunes para el levantamiento de las restricciones en las fronteras aplicadas por la crisis del coronavirus.

Sánchez y Conte plantean que esa coordinación dentro de la Unión Europea en el levantamiento de restricciones de las fronteras se base en criterios epidemiológicos «comunes, claros y transparentes», bajo el liderazgo del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

Ambos gobiernos reclaman un “marco común, homogéneo, que permita que la movilidad sea segura” en todo el continente, estableciendo “criterios sanitarios comunes y se marquen reglas que regulen el turismo”, ha subrayado la ministra Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

«Es esencial que el transporte se rija por protocolos de seguridad sanitaria que estén armonizados y acordados por todos, lo que será particularmente relevante las medidas de seguridad sanitaria en fronteras sean comunes», ha apuntado Montero. “A partir de ahí cada país es soberano para tomar sus decisiones” sobre las fechas concretas para reabrir sus fronteras.

La ministra Reyes Maroto ha venido defendido en los últimos días adelantar la llegada de viajeros internacionales en algunas regiones sin esperar al 1 de julio. Los planes del Gobierno pasan por establecer una suerte de “rutas turísticas seguras” entre algunas regiones de origen europeas con Baleares y Canarias, porque su evolución epidemiológica es mejor que en el resto del país, porque su condición de islas hace más fácil controlar los desplazamientos a otras regiones y por su dependencia económica del turismo.

Mientras que buena parte de los países de la UE pretenden abrirse a los viajes internacionales este mismo mes, el Gobierno español ha marcado el 1 de julio como la fecha objetivo para reactivar los viajes internacionales para relanzar el turismo. Es ese día cuando dejará de ser obligatoria la cuarentana forzosa de dos semanas para todos los viajeros procedentes del exterior, obligando a permanecer durante ese tiempo en su casa o en un hotel para frenar posibles contagios por coronavirus.

Comentar ()