El presidente de PwC, Gonzalo Sánchez, ha asegurado que la respuesta que España dé a la actual situación provocada por el coronavirus condicionará la sociedad española del futuro: «En los próximos meses nos jugamos los próximos 20 años».

Sánchez, en su intervención de este lunes en el encuentro ‘Empresas liderando el futuro’, organizado por la CEOE, ha sostenido que el Fondo de Recuperación europeo es una oportunidad única para el país, de forma que se pueda aprovechar para conseguir una mejor recuperación.

«Nunca en la historia se ha producido un plan de inversión pública como el propuesto por la Unión Europea y si lo aprovechamos bien y preparamos bien los proyectos, podría suponer más de seis puntos del PIB para el tejido productivo español», ha añadido.

El máximo responsable de PwC España, no obstante, ha mostrado su preocupación y ha advertido de que existe un riesgo real de que las ayudas europeas no lleguen o lleguen tarde, si no se empieza ya a trabajar y a diseñar los proyectos prioritarios para la economía.

Debido a que cree que las autoridades europeas van a pedir con intensidad respuestas al cómo y cuándo se van a emplear esos fondos, exigiendo que sean proyectos rentables, que alimenten la recuperación, Sánchez pide a las empresas que empiecen a desarrollar los proyectos competitivos que van a optar a esos fondos europeos, como ya lo están haciendo en otros países.

PwC pide que el aumento del endeudamiento vaya ligado a un programa sólido de priorización del gasto y control del déficit

También ha solicitado a las Administraciones Públicas que, «ahora más que nunca», impulsen la estabilidad institucional y, muy especialmente, la seguridad jurídica, normativa y fiscal que permita atraer inversiones, crear empresas, innovar y generar empleo.

«La certidumbre y la estabilidad son dos condiciones necesarias para afrontar una situación de recesión y volatilidad como la actual. Los próximos meses los españoles nos jugamos lo que va a pasar durante los próximos veinte años», ha apuntado.

Además, para una mejor canalización de las ayudas europeas al sector productivo, considera conveniente apoyarse en los gobiernos autonómicos a la hora de determinar a qué sectores y empresas ayudar y aprovechar, así, su cercanía y capilaridad.

Por último, el presidente de PwC es consciente de que el contexto actual va a obligar a incrementar los niveles de endeudamiento de nuestra economía y solicita que este aumento vaya acompañado de un programa sólido de priorización del gasto y de control del déficit.