Economía

Los empresarios consideran "errático" y "desequilibrado" el Anteproyecto de Ley del teletrabajo

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi EFE/Chema Moya

Los representantes de los empresarios, CEOE y Cepyme, consideran que el Anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia, es un texto «desequilibrado» y de «enfoque errático». Esta ha sido la respuesta de ambas organizaciones tras la reunión que han mantenido junto a representantes sindicales y del Ministerio de Trabajo este miércoles.

En un comunicado, CEOE y Cepyme denuncian que el texto «se ha concebido al margen del diálogo social orillando la necesaria implicación y participación de los interlocutores». Cabe recordar, que el texto ha estado sometido a información pública hasta este martes y ahora los agentes sociales pueden presentar alegaciones.

Con todo, los empresarios insisten en que «no se ha abierto el necesario debate sobre la regulación» del teletrabajo y piden a Trabajo que «rectifique y retorne a la senda de la mesa de diálogo». En la reunión de hoy, estaba previsto fijar un calendario aunque de momento no hay fecha para un segundo encuentro.

Desde CEOE y Cepyme opinan que el borrador está «apartado de la realidad del tejido productivo y de las necesidades de empresas y trabajadores». Además, señalan que «lejos de fomentar con garantías la utilización de esta forma de organización del trabajo podría desincentivar su implantación en España y ralentizar su consolidación».

Sindicatos

Las partes han coincidido en señalar que la reunión de este miércoles ha sido una «primera toma de contacto» y que se seguirá trabajando en el marco del diálogo social a partir de las aportaciones que se hagan al anteproyecto.

Por su parte, el secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha destacado que el teletrabajo debe recogerse como un derecho generalizado para todos los trabajadores, no vinculado exclusivamente a la conciliación para no convertirlo en una herramienta de discriminación laboral.

Desde CCOO, su secretaria de Acción Sindical, Mari Cruz Vicente, ha hecho especial hincapié en que el teletrabajo debe ser voluntario, reversible y compaginarse con el trabajo presencial, de forma que haya horas de trabajo en modalidad a distancia y horas en el centro de trabajo «porque eso es bueno para los trabajadores y para generar empresa».

Tanto UGT como CCOO reclaman que el teletrabajo tenga carácter voluntario; que las empresas pongan los medios necesarios para que sus empleados puedan trabajar desde sus casas; que se compense económicamente los gastos derivados del trabajo a las personas que teletrabajan; el derecho a la desconexión; el respeto a la jornada laboral, y medidas específicas para la prevención de riesgos laborales y garantizar la seguridad y salud laboral de los teletrabajadores, entre otras cuestiones.

Te puede interesar

Comentar ()