Economía

CaixaBank se ve como el primer banco del país y espera salir de la crisis sin fusiones

Repartirá dividendo en cuanto el BCE lo permita | Considera que la demanda de créditos ICO es aún alta tras la "avalancha"

logo
CaixaBank se ve como el primer banco del país y espera salir de la crisis sin fusiones
CaixaBank pide "que los políticos trabajen para formar un Gobierno pronto".

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank. EFE

Resumen:

CaixaBank ha sacado pecho de su actuación durante el primer semestre del año, uno de los más duros de la historia económica del país por el impacto de la pandemia. Gonzalo Gortázar, su consejero delegado, ha explicado que el banco ha ganado cuota en prácticamente todos los segmentos, por lo que se ve con capacidad de salir de esta crisis sin necesidad de protagonizar una operación corporativa.

«Somos el primer banco de España en todas las dimensiones», ha defendido Gortázar, para quien sus resultados de este primer semestre son la «clave» de que el crecimiento orgánico les está «yendo muy bien».

Como ejemplo, ha explicado que durante este semestre ha aumentado en 47 puntos básicos su cuota en planes de pensiones, 45 puntos básicos en fondos de inversión, 37 puntos básicos en nóminas, 30 puntos básicos en crédito y 20 puntos básicos en depósitos. «Lo hemos hecho mejor que otros», ha dicho.

Es por eso que el banquero tiene la confianza de que CaixaBank será capaz de salir de esta crisis en solitario, sin protagonizar ninguna operación corporativa. «No está en nuestro escenario base buscar una operación. No podemos decir que no nunca, pero si hay una oportunidad nuestra obligación con los accionistas es buscarlas», ha apuntado.

Para Gortázar, en este momento «las circunstancias son difíciles para todos», pero aquellos bancos a los que les ha pillado con «debilidad» lo será «más todavía». «Al que le coge con más fuerza tiene la oportunidad de marcar las diferencias con el mercado», ha apuntado el consejero delegado de CaixaBank, metiendo a su banco en este segundo grupo. «Tenéis CaixaBank para rato», ha bromeado con los periodistas.

La entidad ha presentado este viernes sus resultados del primer semestre, que reflejan una caída de beneficios del 67%, hasta los 205 millones de euros tras realizar una provisión extraordinaria de 1.155 millones por los efectos económicos de la Covid-19.

Pagar dividendo «de verdad»

El banquero ha explicado que la intención de CaixaBank es pagar dividendo con cargo al ejercicio 2020 cuando el Banco Central Europeo (BCE) levante su recomendación de no abonar retribución a los accionistas, algo que ocurrirá, previsiblemente, en enero de 2021.

En todo caso, ha confirmado que el banco no tiene la intención de pagar un dividendo en acciones (una excepción que el BCE permite y a la que se ha agarrado Santander), sino que abonará una retribución en efectivo, «el dividendo de verdad», de acuerdo con Gortázar.

«Tenemos la confianza de que el BCE a final de año cambiará su posición», ha añadido el directivo, para quien Andrea Enria, jefe de Supervisión del BCE, ha dejado claro que se trata de una medida «temporal y excepcional».

Gortázar ha rechazado valorar esta medida del regulador, con la que otros banqueros han mostrado estos días su desacuerdo. «No la voy a criticar [la recomendación del BCE de no pagar dividendos] porque entiendo lo que esta haciendo el supervisor y la entiendo como excepcional y temporal. Si no, no la entiendo», ha apuntado.

La entidad prevé terminar el año en beneficios, aunque Gortázar ha rechazado adelantar una estimación, y no contempla realizar un ajuste de plantilla. Con todo, ha explicado que se reforzará la plantilla de las oficinas InTouch y que la red de sucursales tradicionales irá reduciéndose «ordenadamente» en función de la digitalización de sus clientes.

Comentar ()