Economía COMUNIDAD DE MADRID

Los puntos negros de las aglomeraciones en el Metro: "Seremos un foco muy importante en septiembre"

Los principales sindicatos de trabajadores del Metro de Madrid denuncian que este verano se han producido aglomeraciones en algunas estaciones | La empresa asegura que, "salvo casos puntuales" por incidencias del servicio, se han cumplido las normas de distancia social exigidas

Un vagón de Metro de Madrid con las puertas abiertas durante su parada en una estación. EUROPA PRESS

Septiembre se acerca. Vuelven los colegios, las universidades y el trabajo a Madrid. El Metro, el medio de transporte público favorito de los madrileños, espera a más viajeros. Un aumento de la demanda que preocupa entre los empleados del suburbano: «Si no se toman medidas va a ser un foco muy importante dentro de la Comunidad de Madrid«. Los sindicatos denuncian que en agosto se han producido aglomeraciones en hora punta en los intercambiadores y en algunas principales estaciones.

Como el tráfico por carretera o el aéreo, el Metro se vació durante la pandemia. Las cámaras de seguridad grabaron estaciones casi fantasmas. En las primeras semanas de cuarentena el suburbano llegó a perder cerca de un 90% de viajeros. Poco a poco fue recuperando su actividad. Pero nada que ver a la del año pasado. Estos días hay un 40% menos de viajeros que en agosto de 2019, aunque sí el mismo número de trenes.

Pese a que el estado de alarma finalizó a finales de junio, los sindicatos siguen describiendo un escenario atípico en el subterráneo. Juan Carlos De la Cruz, secretario general de CCOO en Metro, nota menos pasajeros extranjeros. Por otro lado, fuentes de UGT-Metro dicen que también se han marchado menos madrileños de vacaciones. Aun así y con la demanda bajo mínimos, estos colectivos han detectado acumulaciones de viajeros en las horas puntas.

De Moncloa a Nuevos Ministerios

Antes de la pandemia, las mayores acumulaciones se producían en determinadas estaciones a hora punta. Este verano, con sus matices, ha seguido siendo así. Los problemas se han detectado durante los picos de demanda (de 7 a 9 y de 18 a 20 horas) y, sobre todo, en la Línea 1, en la 3 y en los intercambiadores, detalla Juan Ortiz, portavoz del Sindicato del Colectivo de Maquinistas (SCMM). «Las aglomeraciones son de cuando la gente va y viene de trabajar. Pero por hechos puntuales no, porque no ha habido eventos. Lo que nos está salvando es que este verano no ha habido fiestas en pueblos, o las Fiestas de La Paloma, que generan aglomeraciones», añade.

Durante el estado de alarma, el Ministerio de Transportes exigía que no se ocupara más de la mitad de los asientos ni hubiera más de dos viajeros por metro cuadrado. Ahora, explican fuentes de Metro, se pueden ocupar todos los asientos y juntar hasta tres viajeros por metro cuadrado. «Salvo casos puntuales que se puedan dar por incidencias del servicio, se cumplen estas normas», afirman.

La red de Metro de Madrid cuenta con cinco grandes intercambiadores: Moncloa, Plaza de Castilla, Príncipe Pío, Avenida de América y Plaza Elíptica. Estas ‘macroestaciones’ funcionan como punto de encuentro de varias líneas de Metro. A su vez, los viajeros encuentran ahí las redes de autobuses urbanos e interurbanos de la región. Gracias a la página web de Metro, podemos conocer cada cuántos minutos pasan los trenes de cada una de sus líneas.

Los intercambiadores y las líneas 1 y 3 de Metro son algunos puntos donde se han detectado más aglomeraciones, según los maquinistas

Según el portavoz de los maquinistas, en el intercambiador de Moncloa «se está juntando muchísima gente». En esta estación confluyen las líneas 6 y la 3. Esta última es una en las que Ortiz ha detectado más problemas de aglomeraciones. En hora punta de las mañanas de lunes a viernes, los trenes pasan cada 2 o 4 minutos por las estaciones de la Línea 3, que une Villaverde Alto con Moncloa. En el pico de las tardes, de 18 a 20 horas, la frecuencia es algo mayor: de 3,5 a 6 minutos. Los viernes se reduce un poco, de 3,5 a 5,5. Por supuesto, esos tiempos de espera son más largos los sábados y los domingos. Durante los fines de semana, sin embargo, no existe un horario de «hora punta» como tal.

La Línea 6 sigue un recorrido circular. Entre otras funciones, transporta a los estudiantes a Ciudad Universitaria. Pasa en todos los grandes intercambiadores salvo en el de Plaza de Castilla. Por las mañanas, en la 6 los trenes tardan aproximadamente entre 2 y 4 minutos en parar. De 18 a 20 horas hay que esperar entre 4,5 y 6 minutos. Los viernes tardan al menos 5 minutos.

La otra línea que señala el colectivo de maquinistas es la 1. Tiene 33 estaciones y une el norte desde Pinar de Chamartín hasta el sureste, en Valdecarros. Entre medias hace paradas por Plaza de Castilla, Cuatro Caminos, Sol o Atocha. De 7 a 9 de la mañana su frecuencia de paso es de unos 3 a 5 minutos. Si se quiere coger por la tarde, el tiempo de espera en cada estación es de 4 a 6 minutos.

Si no hay una contratación inmediata vamos a tener problemas», prevé UGT

Ortiz menciona, por último, dos puntos más en el mapa de Metro: el intercambiador de Avenida de América y Nuevos Ministerios. El edificio de Avenida de América se localiza en el centro-oeste de la capital. Concentra cuatro líneas: la 4 (Argüelles-Pinar de Chamartín), la 6, la 7 (Hospital del Henares-Pitis) y la 9 (Paco de Lucía-Arganda del Rey). Además de la Línea 6, en Nuevos Ministerios para la 8 (que llega hasta la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas) y la 10 (Hospital Infanta Sofía-Puerta del Sur).

Frente a las frecuencias que Metro publica en la web, UGT defiende que en cualquier línea se han visto intervalos de 9 y 12 minutos este verano. «Esta claro que en septiembre, con la incorporación de la gente del teletrabajo y el regreso a los institutos y universidades, esto se va a ver agravado», señala el sindicato.

Más personal y trenes

Los sindicatos argumentan que estas aglomeraciones se deben, sobre todo, porque falta personal y trenes. «Si no hay una contratación inmediata vamos a tener problemas», sostiene UGT. En realidad, Metro sí que ha contratado más empleados. En julio incorporó a 30 nuevos maquinistas y el pasado sábado, a otros 15. El problema, como apunta el SCMM, es que los trabajadores esperaban que se empezase a formar ya a los 300 nuevos maquinistas prometidos. La compañía, por ahora, mantiene el compromiso de sumar a la plantilla ese número de empleados.

Según el sindicato de maquinistas, en septiembre Metro podrá sacar más trenes a circulación, pero la afluencia de pasajeros «también subirá». «Vamos a pasar de tener trenes cada 12 minutos [de frecuencia] a 7, pero la demanda superará a eso. Creo que va a haber los mismos problemas que ahora», dice su portavoz. Para Juan Carlos De la Cruz, de CCOO, el suburbano se convertirá en un «foco muy preocupante» si no se toman medidas.

El plan de choque de Metro

Metro tiene un plan para hacer frente al aumento de viajeros en septiembre. En los días laborables de la primera quincena, prevé un 14,1% más de trenes. En hora punta de la mañana sumarán un 20% más. A partir de ese mes hay tres picos diarios de pasajeros. En la hora punta del mediodía, de 14 a 16 horas, circulará un 13% más de suburbanos. En la de la noche, de 18 a 20 horas, un 18% más. Y en los viernes laborables el incremento de la hora punta del mediodía será del 19%.

Los horarios variarán en la segunda quincena. Metro espera más viajeros por el regreso de los universitarios a las aulas. Por eso durante los días laborables la oferta de trenes crecerá un 17,5% en toda la red. Por horas puntas, los incrementos serán los siguientes: un 24% más en la de la mañana, un 17% más a mediodía y un 27% más de 18 a 20 horas. En la hora punta de la tarde de los viernes también circulará un 27% más de trenes.

Comentar ()