Economía | España | Pensiones

España tiene hoy casi 40.000 pensionistas menos que al inicio de la pandemia

Tras años de crecimiento en el número de perceptores, durante la primera oleada la curva de pensionistas se redujo en 51.000. Tras una recuperación estival, en septiembre la cifra vuelve a caer en algo más de 12.000.

Manifestación de pensionistas.

Manifestación de pensionistas. EFE

Era la curva que jamás caía. De mes en mes, en los últimos años en España la gráfica que registraba el número de pensionistas crecía sin cesar. Sólo una pandemia y su desgraciado impacto sobre la población de más edad ha hecho resentirse al incremento imparable de pensiones que el Estado abonaba mensualmente. Es otro de los indicadores trágicos que revela cómo el coronavirus se ha cebado con la población de más edad. Lo ha hecho a un ritmo muy intenso, provocando un saldo negativo entre la población que accedía a la percepción de alguna modalidad de pensión y la que fallecía. Hasta ahora era siempre superior el número de nuevos perceptores que cada mes se sumaban al registro de pensionistas que los que debían ser suprimidos. Desde el inicio de la epidemia se ha reducido ya en casi 40.000 pensionistas el número de perceptores de alguna de sus modalidades, en particular las de jubilación, viudedad e incapacidad permanente.

Según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social actualmente en España existen 9,76 millones de pensionistas. La cifra ha ido aumentando mensualmente desde hace años, en ocasiones con variaciones leves pero siempre incrementando la cifra de beneficiarios. Hasta febrero de este año la curva continuaba elevándose. A finales de mes se detectaron los primeros casos de infectados y se confirmaron las primeras muertes por un virus entonces muy desconocido. Entonces en la casi totalidad de los casos se trataba de personas de avanzada edad. En marzo la situación se agravó y en abril y mayo se hizo insostenible.

El impacto mortal que sobre las personas de más edad tuvo la primera oleada fue importante. Además de las cifras oficiales y otros indicadores que afloraban en el mar de confusión de datos, las partidas de pensionistas que por primera vez en mucho tiempo descendían se convertían en una prueba más de sobre qué sectores estaba golpeando la pandemia con mayor dureza. De febrero a mayo, cuando nuestro país comenzó a aplicar las fases de la desescalada los archivos del Ministerio de Seguridad Social habían dado de baja a 51.011 pensionistas, muchos de ellos víctima del Covid-19. De los 9,80 millones de pensionistas que figuraban en sus bases de datos a comienzos de febrero, antes de que existiera constancia de la entrada de la epidemia en España se cerró mayo –a puertas de la Fase 2 de la desescalada-, con 9,75 millones de perceptores.

Repunte de casos

La desescalada y la mejora de la situación detectada a finales de ese mayo y durante el mes de junio permitió repuntar muy levemente al reducirse de forma importante los fallecimientos en la población de más edad. Al contrario que con el resto de la población, con las personas de más edad el virus no dio mucha tregua y en julio se registró la pérdida de otros 12.610 pensionistas. en muchos casos tras morir víctimas del Covid-19. Si durante la primera oleada la edad media de los fallecidos se situó en los 83 años, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón aseguró recientemente que en esta segunda ola la edad media de los fallecidos se había elevado a los 86 años.

La nueva mejoría de agosto, con 10.506 perceptores de pensiones más, duro poco.

La segunda ola por la que atraviesa España desde hace semanas ha vuelto a cebarse con este sector de la población, donde se concentran la mayor parte de los fallecimientos. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social registra en septiembre una pérdida de 12.204 pensionistas respecto a agosto.

La situación cambiante vivida en los últimos meses, desde el final de la primera ola de la pandemia, con mejoras puntuales y pérdida de pensionistas víctimas del Coronavirus cierra esta segunda ola con 39.796 pensiones menos que en febrero. Hasta el momento el ministerio de Sanidad ha reconocido oficialmente 31.410 muertes con coronavirus en España desde el comienzo de la pandemia.

A puertas del mes de octubre, por el momento no se ha alcanzado la cifra de pensiones que en ese mes se pagaban hace un año: 9,76 millones. La inmensa mayoría son pensiones por jubilación (7,1 millones) seguidas de las pensiones por viudedad (1,7 millones, incapacidad permanente (0,93 millones) y orfandad (0,13 millones).

Comentar ()