Economía

El comercio se lanza a las ‘rebajas continuas’ para salvar el consumo navideño

Las grandes superficies han decidido ampliar sus periodos de promociones y ofrecen descuentos durante todo el mes

Varias personas observan los juguetes colocados en las estanterías de las instalaciones del Corte Inglés Preciados, Madrid (España). Marta Fernández / Europa Press

Grandes y pequeños comercios se preparan para las compras navideñas más atípicas. Con menos afluencia de gente en las calles, también escasean los compradores que entran en las tiendas. Esta situación ha beneficiado mucho al comercio electrónico, de hecho, marcas como Zara o El Corte Inglés han visto como sus ventas online se multiplicaban en los últimos meses, especialmente en los del confinamiento.

Ahora, con las compras de Navidad a la vuelta de la esquina, las grandes superficies han optado por extender todo lo posible sus periodos de promociones. Si bien el Black Friday se importó a España como un fin de semana de descuentos, muchas son las empresas que han extendido las rebajas durante todo el mes de noviembre. Entre ellas, una de las pioneras en nuestro país en sumarse a las promociones en este mes, Media Markt.

Fnac también ha adelantado los descuentos en su página web y de hecho, ha ampliado su plazo de devolución hasta el 31 de enero, con la vista puesta en los regalos navideños. También El Corte Inglés ha empezado el mes de noviembre con rebajas en juguetes y electrónica, dos de los productos estrella de este tipo de compras.

Las rebajas permanentes son la solución por la que han optado los grandes comercios para hacer frente al freno en el consumo. Según datos de BBVA Research, el consumo creció tres puntos menos en octubre de lo que lo había hecho en septiembre. Las nuevas restricciones vuelven a lastrar el gasto privado y esto acaba perjudicando a la economía.

Fuentes del sector reconocen a este periódico que desde las grandes superficies se plantea esta campaña navideña con temor. La caída en las ventas del segundo trimestre todavía pesa en unas cuentas de resultados que no se han recuperado durante el verano. Ahora, las nuevas restricciones y una situación económica difícil para muchas familias hacen que las empresas lo apuesten todo al online.

El online, en crecimiento

Se prevé que esta navidad se opte todavía más por las compras por internet, el banco digital N26 cree que el comercio electrónico crecerá un 20% entre el Black Friday y el CyberMonday. Idealo, un comparador de precios online, calcula que el 73% de los españoles comprará por internet en estas fechas. Adrián Amorín, country manager del comparador, cree que estas promociones previas a la Navidad serán una prueba de fuego para el comercio electrónico en nuestro país. “El consumidor es ahora más consciente, más selectivo con las ofertas y más cauto. Este Black Friday será la primera prueba de fuego para el ecommerce, que debe dar respuesta a un nuevo escenario con ofertas y condiciones realmente atractivas para reactivar el consumo”.

Desde la patronal de la logística son conscientes del reto que supone para ellos que los españoles compren cada vez más por internet. De hecho, prevén 100 millones de entregas para toda la campaña navideña, de la que calculan que la mitad saldrá del Black Friday. “en noviembre, las ofertas del Black Friday se prolongarán durante varias semanas para incentivar el consumo, lo que producirá el mayor pico de actividad del año. De hecho, los envíos del Black Friday representarán el 50% del total de la campaña navideña, que prevemos que sume este año 100 millones de entregas”, explicaba esta semana Francisco Aranda, presidente de UNO.

Los envíos del Black Friday representarán el 50% del total de la campaña navideña»

Francisco aranda, presidente de uno

Como ya explicó este periódico, se trata de un sector en auge. “En los últimos meses las empresas han reforzado la incorporación tanto de repartidores como de personal de atención al cliente, operarios de almacén, especialistas en previsión de demanda y analítica de datos y responsables de operaciones”, añaden desde UNO.

Pequeño comercio

Con todo, no todas las tiendas del país están adaptadas al comercio electrónico. Muchos dependen de compradores que acudan físicamente a sus establecimientos y afrontan las siguientes semanas como decisivas pero también con incertidumbre y miedo. Desde la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex) calculan que el descenso acumulado en las ventas, es del 40,7% con respecto al año anterior y creen que por muy buena que sea la campaña navideña no podrán recuperar las ventas perdidas durante este año.

“No se puede sobrevivir a base de promociones continuas, porque no hay margen”, denuncia el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, en una conversación con este periódico. Zamácola cree que “seguir con las mismas medidas que hace seis meses no vale” y pide “políticas efectivas” como reducciones del IVA o exoneraciones de las cuotas de la Seguridad Social para el comercio. “Estamos en una situación de supervivencia semana tras semana”, añade.

La incertidumbre que conlleva la crisis del coronavirus ha impactado también contra el consumo navideño y mientras las grandes superficies sacan músculo de márgenes y apuestan por los descuentos, los pequeños comercios suben la persiana esperando recuperar compradores.

Comentar ()