Economía

Iberdrola crea la 'Gamesa' del hidrógeno verde

La compañía firma un acuerdo con la noruega Nel, el mayor fabricante de electrolizadores del mundo, para convertir a España en referente tecnológico e industrial

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. EP

Iberdrola ha firmado un acuerdo con la noruega Nel, el mayor fabricante de electrolizadores del mundo a través de su filial Nel Hydrogen Electrolyser, para convertir a España en referente tecnológico e industrial del hidrógeno verde.

La compañía que lidera Ignacio Sánchez Galán pretende dar un fuerte empujón a un negocio con gran proyección de futuro, en un intento de repetir el éxito que logró en su día apostando por Gamesa en el sector de la energía eólica.

En concreto, ambos grupos desarrollarán electrolizadores de gran tamaño y promoverán la cadena de valor de esta tecnología en el país, donde el Gobierno ha apostado por el hidrógeno verde como una oportunidad de estrategia país para alcanzar las metas de la transición energética, con unas inversiones, públicas y privadas, de unos 8.900 millones de euros en la próxima década.

Adicionalmente, y para materializar este proyecto, Iberdrola junto a la empresa vasca Ingeteam, ha constituido la compañía Iberlyzer, con el objetivo de convertirse en el primer fabricante de electrolizadores a gran escala en España.

Esta nueva compañía comenzará su operación el próximo año, con el fin de suministrar más de 200 megavatios (MW) de electrolizadores en 2023. Esta producción –que representa más del 50% de los objetivos de la capacidad instalada de electrolizadores en España en esa fecha– irá destinada al segundo proyecto de la alianza Iberdrola y Fertiberia, que producirá hidrógeno verde para la planta de Palos de la Frontera, en Huelva.

El proyecto industrial de Iberlyzer supondrá una inversión cercana a los 100 millones de euros y generará empleo cualificado directo para 150 personas.

Así, con esta unión, Iberdrola busca replicar la alianza que llevó a cabo con Gamesa, y que tan buen resultado le dio en la primera década de los años 2000 en el impulso de una tecnología que entonces estaba dando sus primeros pasos, como la eólica.

De hecho, aquella alianza convirtió al fabricante de aerogeneradores, del que Iberdrola llegó incluso a ser un accionista de referencia hasta que abandonó su capital el año pasado tras la toma del control por la germana Siemens, en uno de los ‘grandes’ en su sector y a la energética en un líder mundial en renovables.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, indicó que esta iniciativa permitirá «acelerar la producción de hidrógeno verde en España, creando una nueva industria con alto potencial de crecimiento, como es la fabricación de electrolizadores».

Además, destacó que de esta manera el grupo sigue avanzando en su plan para «situar a España y a Europa a la vanguardia mundial en esta tecnología, con la que se reducirá la dependencia energética y el consumo de combustibles fósiles e impulsará la revitalización económica y social del país».

Por su parte, el consejero delegado de Nel, Jon André Lokke, afirmó que representa «una gran oportunidad» trabajar estrechamente con Iberdrola en proyectos de electrolizadores a gran escala.

«Iberdrola contribuyó con éxito en el pasado al desarrollo de la industria eólica y ahora lo está haciendo con el hidrógeno. Conseguir visibilidad de volúmenes importantes de compra y trabajar juntos en el desarrollo de la cadena de valor en grandes proyectos contribuirá enormemente a la reducción de costes de esta tecnología», añadió.

Alianza con Fertiberia

Dentro de su apuesta ya decidida por el hidrógeno verde, Iberdrola presentó recientemente una alianza con Fertiberia que contemplaría el desarrollo de 800 MW de hidrógeno verde en cuatro fases, en las plantas de Fertiberia de Puertollano (Ciudad Real) y Palos de la Frontera (Huelva), hasta 2027.

La iniciativa representa una inversión total de 1.800 millones de euros en los próximos siete años, vinculado eso sí todo su desarrollo a lograr el acceso a las ayudas de los nuevos fondos europeos.

La capacidad de producción de hidrógeno verde de este plan equivaldría al 20% del objetivo nacional -que prevé la instalación de 4GW a 2030- y lograría que el 25% del hidrógeno actualmente consumido en España no generara emisiones de CO2.

Además, se contribuiría al desarrollo de la cadena de valor, creando casi 4.000 empleos cualificados -2.000 de ellos ya en 2023-, a través de 500 proveedores locales.

Proyecto ya en marcha en Puertollano

La iniciativa ha arrancado ya con la puesta en marcha del mayor complejo de hidrógeno verde para uso industrial de Europa, que estará operativo en apenas un año en Puertollano (Ciudad Real), tras una inversión de 150 millones de euros.

Este proyecto estará integrado por una planta solar fotovoltaica de 100 MW, un sistema de baterías de ‘ion-litio’ con una capacidad de almacenamiento de 20 MWh y uno de los mayores sistemas de producción de hidrógeno mediante electrolisis (20 MW). Su desarrollo y construcción generará 700 puestos de trabajo y, una vez operativo, evitará la emisión de 39.000 toneladas de CO2 al año.

Para este proyecto, Iberdrola ha seleccionado ya como proveedor preferente para la construcción del sistema de producción de hidrógeno mediante electrolisis a la propia Nel Hydrogen Electrolyser.

Comentar ()