Economía

Repsol invertirá 18.300 millones hasta 2025 para acelerar su plan de energía verde

La petrolera recortará su dividendo en 2021 y espera ir recuperándolo durante los próximos cinco años

Sede de Repsol, situada en Madrid

Sede de Repsol.

Repsol invertirá 18.300 millones durante 2025 para acelerar su objetivo de convertirse en una compañía cero emisiones netas en 2050. La nueva ‘hoja de ruta’ verde de la petrolera destinará un 30% de las inversiones, 5.500 millones, a iniciativas bajas en carbono. La petrolera no prevé recuperar los niveles anteriores a la pandemia hasta el 2022.

«Nuestra estrategia se basa en una apuesta multienergía que combina todas las tecnologías para la descarbonización. Seremos más eficientes, incrementaremos nuestros objetivos de generación renovable, aumentaremos nuestra producción de productos de baja, neutra o incluso huella de carbono negativa, impulsaremos la economía circular, desarrollaremos nuevas soluciones energéticas para los clientes e impulsaremos proyectos punteros que reduzcan la huella de carbono de la industria», ha señalado este jueves el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz.

El nuevo plan, el segundo con Imaz al frente de la compañía, avanza hacia el objetivo de las cero emisiones siguiendo una estrategia «rentable y realista». Al final del periodo, la compañía prevé un resultado bruto de explotación (Ebitda) que supere los 8.200 millones.

La petrolera no prevé mejoras a niveles pre-Covid hasta 2022. La compañía ya ha lanzado este año un plan de resiliencia para atajar el impacto económico de la pandemia. La nueva hoja de ruta contempla un recorte del dividendo del 40% en el próximo año. Ya no repartirá un euro, sino un 0,6 por acción en 2021. La compañía, eso sí, prevé un crecimiento sostenido del dividendo y espera que alcance los 0,75 euros por acción a lo largo del plan. Tras el anuncio del plan verde, la petrolera se ha situado como el título más bajista de todo el Ibex este jueves, con una caída cercana al 3%.

La compañía que preside Antonio Brufau ha diseñado este plan sobre un escenario de 50 dólares el barril/barril y 2,5 por unidad de gas. «Con estos precios, logrará autofinanciar las inversiones, mantener una «elevada flexibilidad financiera» y un nivel de deuda en 2025 similar al de 2020.

El plan estratégico se dividirá en dos etapas. En los dos primeros años, el objetivo es asegurar la fortaleza financiera del grupo, extendiendo los programas de eficiencia y competitividad que puso en marcha en marzo. En esta primera etapa se priorizarán las medidas de eficiencia y de reducción de inversiones y se desarrollarán proyectos ‘verdes’ como los que se llevarán a cabo en las refinerías de Bilbao y Cartagena. Para llevar a cabo esta hoja de ruta, Repsol trabajará con cuatro áreas de negocio: Upstream, Industrial, Cliente y Generación baja en emisiones.

La estrategia marca nuevos objetivos de reducción de emisiones. Así, para 2025 se pretende una disminución de la intensidad del carbono del 12%, del 25% para 2030 y del 50% para 2040, mejorando los objetivos fijados hasta ahora. La compañía quiere tener capacidad de generar 7,5 gigavatios (GW) en 2025 y los 15 GW en 2030.

Comentar ()