Economía

La ‘negra’ Navidad para el consumo y el empleo: los pagos caen un 20% y las contrataciones, un 15%

Personas contemplan la iluminación del árbol de Navidad instalado en Sol (Madrid). EFE/Ballesteros

La Navidad más atípica de la historia reciente también será diferente para el consumo y para el empleo. Si bien esta época suele ser muy importante para los comercios, y los consumidores hacen gastos extraordinarios vinculados a los regalos navideños, la situación económica se está viendo reflejada en esos pagos.

Según datos de CaixaBank Research, los pagos con tarjetas realizados en la segunda semana de diciembre cayeron un 18% en comparación con 2019. El consumo presencial sufrió un descenso del 10% y si se observa por sectores, el gasto en transporte cayó un 52%, la compra de bienes duraderos, un 7% y el ocio y restauración, un -23% en tasa interanual. Los datos corresponden a la semana de entre el 7 y el 13 de diciembre, por lo que es reseñable la caída del ocio y la restauración teniendo en cuenta que la semana contaba con dos días festivos en muchas comunidades autónomas: el 7 y el 8 de este mes.

Ha sorprendido el excesivo retroceso de las retiradas de efectivo”

Los analistas de la entidad llaman la atención sobre la corrección a la baja de las retiradas de efectivo con respecto a la semana anterior: entre los días mencionados se produjo una caída interanual del 31%. “Ha sorprendido el excesivo retroceso de las retiradas de efectivo”, indican. El pago con tarjeta se ha vuelto más habitual durante la pandemia, por aquello de evitar el intercambio de billetes y monedas.

La cifra positiva la aporta el comercio electrónico, que creció un 4% en comparación con el año anterior. De hecho, las ventas por internet se han recuperado en diciembre después de registrar caídas interanuales desde agosto, según los datos de CaixaBank. No obstante, las promociones del Black Friday y el Cyber Monday no han sido suficientes para compensar la caída en el consumo físico. De hecho, durante esa semana de promociones en noviembre, en la que se suelen adelantar compras navideñas, las compras físicas cayeron un 27% en comparación con el año anterior.

Menor intención de compra

Los datos se corresponden con una menor intención de compra. Según el Observatorio Cetelem, los españoles tienen previsto gastarse un 8% menos esta Navidad. El gasto medio pasará de los 480 a los 442 euros ya que el 59% de los encuestados afirma que tiene intención de gastar menos. De estos, el 94% confirma que su previsión está basada en la crisis del coronavirus.

Por categorías, la moda, el ocio y el calzado acumulan las mayores caídas. Únicamente los tratamientos de salud y belleza aumentan en intención de compra, según el informe. La previsión de compra de juguetes, uno de los productos estrella de estas fecha desciende en cuatro puntos con respecto al año pasado.

Para el conjunto del año el Banco de España estima una contracción del consumo privado del 13%. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una caída todavía mayor, del 14,8%, que situaría a España a la cabeza del descenso del consumo privado entre los países desarrollados.

Empleo

De la misma forma, la Navidad, suele ser un periodo de contrataciones temporales para reforzar el comercio y también el turismo, sin embargo, se espera menor creación de empleo que hace un año. Según Adecco, se firmarán un 15% menos de contratos. El portal Infojobs registra un descenso del 40% en las ofertas de empleo publicadas en comparación con 2019.

Un ejemplo significativo es que una empresa como El Corte Inglés ha decidido no contratar refuerzos para esta época por primera vez en su historia, tal como adelantó Voz Pópuli. Se trata de un síntoma que diagnostican todos los expertos de empleo.

En Randstad son también pesimistas y advierten de que la contratación por la campaña de Navidad se ha reducido un 34,5% en comparación con el pasado año. “En la campaña de este año se dejarán de firmar 152.274 contratos en comparación con los 441.554 registrados en 2019”, explican.

De nuevo, la hostelería será el sector que más sufrirá el recorte en la creación de puestos de trabajo. En el lado contrario, la logística, impulsada por el comercio electrónico, será la actividad donde más contrataciones se realicen.

Comentar ()