La división de Telefónica en Reino Unido y Vodafone han acordado este lunes un acuerdo que rubrica al anterior para que puedan monetizar cada una la porción que poseen en la joint venture de torres, Cornerstone. 

Así, la teleco británica ha comunicado que el 50% de su participación la ha transferido a su filial global de infraestructuras Vantage Towers.

La joint venture se formó en 2012 mediante la consolidación de la infraestructura de red básica existente de Telefónica UK y Vodafone UK, incluidas torres y mástiles de telecomunicaciones, que se transfirieron a la operación conjunta. 

CTIL mantiene un ratio de apalancamiento de entre tres y cuatro veces el ebitda, y distribuirá el 100% del exceso de su caja entre los socios de forma periódica.

Pendientes de regulación

Mark Evans, CEO de Telefónica Reino Unido ha dicho que “este es un anuncio gratificante en nuestro impulso continuo para proporcionar conectividad de clase mundial a nuestros clientes. El nuevo acuerdo nos permitirá ofrecer valor para nuestro negocio mientras invertimos en nuestra infraestructura de red».

Cabe recordar que Telefónica O2 está en proceso de fusión con Virgin Media, filial británica de Liberty Global, para crear un gigante de las telecomunicaciones.