Economía | Empresas | Finanzas

Las acciones de Prisa pierden un 45% desde que entró HSBC

El banco que ha anunciado su adiós del accionariado irrumpió en el grupo en el 2011

Edificio central de HSBC Europa Press

HSBC dice adiós a Prisa. La batalla que lleva tiempo librándose dentro del accionariado del conglomerado informativo tiene un claro perdedor, de momento. Los dos bancos acreedores de la compañía cotizada pierden protagonismo. 

El británico, de hecho, no tendrá ninguno tras vender todos sus títulos a Vivendi. Santander ve cómo ya no tiene la capacidad gubernamental dentro de los despachos tras la expulsión de Javier Monzón al frente del grupo y apenas tiene un 4% del control por número de títulos.

HSBC, a pesar de que ha logrado sacar algo más de 52 millones de euros por su participación en Prisa, ha visto cómo han ido menguando progresivamente el valor de sus acciones en los diferentes momentos en los que el banco ha ido ganando posiciones dentro del grupo. 

Cabe recordar que Prisa realizó una ampliación de capital por valor de 563,2 millones de euros que hizo para hacer frente a sus deudas. La compañía llevó a cabo la venta de 469,3 millones de nuevos títulos, a un precio de 1,2 euros por títulos, en los que se incluye 0,26 euros de prima de emisión y 0,94 euros de valor nominal. 

Este precio representó un descuento superior al 50% respecto a la cotización de aquellos entonces en Prisa, aunque la cifra se redujo al 14,5% si se tiene en cuenta el descuento de los derechos de suscripción preferente a los que tuvieron derecho los actuales accionistas.

En este sentido, y ajustando el precio a las ampliaciones de capital, dividendos y otras operaciones, el banco ha perdido casi un 45% desde que entrara en enero de 2011, tras vender los títulos de su 7,89% que tenía en Prisa. 

No obstante, HSBC se llevó pocos dividendos a su bolsillo puesto que la última retribución a los accionistas por parte de Prisa fue en septiembre de 2011, mismo año que la entidad bancaria irrumpió con un 3,2% en el conglomerado.

Desde que el banco aterrizara en el accionariado de Prisa, ha comunicado hasta en 10 ocasiones movimientos de compra o adquisición de paquetes de títulos. Dos de los movimientos más importantes que HSBC realizó en la compañía fueron los llevados a cabo en julio de 2014, que pasó de tener un 3% del pastel del grupo al 9% y en 2017.

El 29 de noviembre, HSBC se convirtió en el tercer accionista, una vez que comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que pasaba a controlar el 14,4% puesto que se consumó “el vencimiento de una inversión en bonos necesariamente convertibles en acciones”, según el texto emitido al supervisor.

Prisa se dispara este viernes

Por otra parte, las acciones del grupo se han disparado este viernes sobre el mercado continuo hasta un 11% después de que se conociera de que Vivendi tendrá el control de casi el 10% de la empresa dedicada al sector de la comunicación.

En concreto, los títulos han llegado a alcanzar los 1,13 euros aunque, según ha avanzado la sesión las subidas se han moderado, aunque siempre con ganancias por encima del 7%.

Te puede interesar

Comentar ()