Directivos | Economía | Empresas

La oportunidad perdida de Isidro Fainé para crear un gigante de las telecomunicaciones

El presidente de Criteria Caixa tiene una posición privilegiada en Cellnex y Telefónica

Isidro-Fainé

Isidro Fainé, presidente de Criteria Caixa Europa Press

Cellnex volvió a dar muestras de fortaleza al sector de las telecomunicaciones el pasado jueves con el acuerdo alcanzado con Deutsche Telekom para integrar sus infraestructuras en Países Bajos. En apenas unos años, la compañía ha realizado varias operaciones para liderar el mercado europeo y poder jugar un papel fundamental a la hora de ofrecer sus servicios a las ‘telecos’ de toda Europa. En noviembre de 2020, cerró una de las negociaciones más importantes de su historia, al adquirir unas 25.000 torres de Hutchison.

No serán las únicas operaciones que realice para seguir creciendo en Europa. Según las cifras oficiales de la compañía, ya tiene en cartera más de 107.000 emplazamientos y, Tobías Martínez, consejero delegado de la compañía, aseguró en diciembre que la empresa está abierta a nuevas adquisiciones para seguir avanzando.

Las acciones de Cellnex se han revalorizado un 184% en los últimos cinco años

La estrategia de Cellnex, el mayor operador de infraestructuras de telecomunicaciones en Europa, ha repercutido notablemente en las acciones de la compañía, llegando a desbancar a Telefónica como empresa del sector más valiosa en España. En concreto, el valor de los títulos ha crecido un 184% ya que el precio de cada una se sitúa en los 49,38 euros. La cotizada del Ibex 35 tiene una capitalización de 24.000 millones de euros, 4.000 más que la teleco dirigida por Álvarez-Pallete.

Precisamente este acelerón en bolsa lo ha agradecido Isidro Fainé, presidente de Criteria Caixa. El brazo inversor de La Caixa es uno de los principales accionistas de Cellnex. En la actualidad, la sociedad posee el 4,74% de la compañía con un total de 23.237.635 acciones, según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Cabe recordar que la participación de Criteria disminuyó ligeramente el pasado año, tras la decisión de la entidad de no suscribir el total de la participación que le correspondía en la última ampliación de capital de la cotizada española para acometer la compra de las torres de Hutchison.

Todo lo contrario de lo que sucede en Telefónica. Isidro Fainé, que ocupa la vicepresidencia de la teleco española, ha ido aumentando posiciones con Criteria Caixa progresivamente. De hecho, en este inicio de año, el holding ha realizado varias operaciones de compra equivalentes a 600.000 acciones, de acuerdo a los datos de la CNMV.

La figura de Fainé en las dos compañías más importantes del sector es, por tanto, muy relevante. Y el banquero tuvo en su mano la oportunidad de haber creado uno de los mayores conglomerados de telecomunicaciones.

Fuentes del sector confirman a este medio que Cellnex tanteó a la cúpula directiva de Telefónica para crear un gigante de las telecomunicaciones, algo que terminaron por rechazar tanto Álvarez-Pallete como Isidro Fainé.

El presidente de Telefónica no veía, tal y como revelan las mismas voces, potencial a la empresa de infraestructuras mientras que Isidro Fainé tampoco se decidió a apostar por aumentar la participación de Criteria Caixa en Cellnex, justo cuando Tobías Martínez pedía a los inversores españoles ayuda para españolizar la compañía de infraestructuras y hacer frente a la familia Benetton.

Telefónica roza con Cellnex

Años después de aquellos movimientos, la situación ha cambiado. Como se ha contado anteriormente, Cellnex vuela en Bolsa, relegando a Telefónica como segunda compañía del sector en España. La llegada del 5G y las nuevas tecnologías han situado a la sociedad en una posición estratégica para atraer el apetito inversor mundial y posicionarse como una de las compañías líderes en las telecomunicaciones.

Mientras la empresa dirigida por Martínez apostaba por la adquisición de torres, Telefónica ha desinvertido progresivamente en activos de infraestructuras para centrarse en el plan estratégico presentado hace algo más de un año. Todos estos facotres, según narran fuentes del sector, han despertado cierto recelo en la compañía dirigida por Álvarez-Pallete. 

De hecho, las mismas voces señalan que Cellnex se lanzó a por las torres de Telxius, pero Telefónica declinó la oferta tras una reunión (en la que estaba presente el propio Fainé) porque entendía que podía sacar más rédito. Una jugada, por otra parte, que le salió redonda, puesto que logró sacar una tajada de 7.000 millones a American Tower. Dicha operación fue muy aplaudida por el mercado y por los analistas.

El enemigo en casa

Pero la venta de los emplazamientos de Telxius a American Tower tampoco cayó del todo bien dentro de los despachos de Cellnex, que veía como el principal competidor a nivel mundial se colaba en Europa.

Fuentes del sector confirman que durante los próximos años, se verán “movimientos interesantes” entre ambas compañías para liderar en una de las regiones donde más extendido estará el 5G, si bien es pronto para conocer “hasta dónde querrá llegar American Tower”.

Comentar ()