Economía | Empresas

El Gobierno presiona a las ‘telecos’ para que acudan al Mobile World Congress en junio

Las autoridades políticas preparan el evento tecnológico más importante de Europa en pleno retroceso del virus

Logo de la GSMA, patronal de las 'telecos' y coorganizadora del Mobile World Congress

Logo de GSMA, patronal de las 'telecos' efe

El Mobile World Congress (MWC) llegará en junio a Barcelona, si el virus no lo impide. Ya lo avisó el consejero delegado del evento: se celebrará a las puertas del verano, aunque no todas las partes estén de acuerdo.

“Prepararemos una feria presencial, con cautela y con todas las medidas necesarias de seguridad para que se desarrolle sin preocupaciones”, llegó a decir John Hoffman. El CEO del MWC aseguró que el congreso tendrá lugar entre el 28 de junio y el 1 de julio. Esta decisión fue apoyada por los diferentes gobiernos locales, regionales y nacionales dado que entienden que es un impulso para la economía española y la catalana, muy dañada por el impacto que ha tenido el coronavirus en el turismo”.

Pero, tal y como ya contó El Independiente, las diferentes empresas de telecomunicaciones españolas y europeas como Telefónica, Vodafone, Orange o MásMóvil consideran que es prematuro considerar que acudirán a la feria del Mobile World Congress en junio. Y Ericsson ya ha asegurado que no acudirá por la situación de pandemia mundial.

“No podemos decir que vayamos a estar en esa fecha porque aún no sabemos cuál será la situación de la pandemia en España en verano», contaban recientemente diferentes fuentes del sector.

Las mismas fuentes insisten en que “se deberán cumplir las medidas sanitarias” que imperen el próximo verano por lo que aún es prematuro conocer en qué marco sanitario se desenvolverá el Mobile World Congress. Por eso, las principales compañías de telecomunicaciones recelan, en este contexto, de que se pueda llevar a cabo.

Fuentes del sector de las telecomunicaciones confirman a este medio que las principales empresas que se agrupan dentro de la Fira de Barcelona son partidarias de que se celebre el Mobile, pero siempre con garantías. Por eso, quieren retrasar la fecha hasta septiembre.

Situación de la pandemia

De darse esta circunstancia, la situación epidemiológica estaría en una situación mucho mejor que en junio ya que se estima que para finales de verano esté más del 70% vacunada la población española, por lo que los principales indicadores de la pandemia estarían en los baremos de transmisión baja debido a la inmunidad de rebaño conseguida gracias a las diferentes inyecciones que están validadas por la Agencia Europea del Medicamento.

No obstante, según indican fuentes del sector, el Gobierno, el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya están intentando cambiar de opinión a las principales empresas de telecomunicaciones para que den el visto bueno a la fecha contemplada por el MWC y lleven representación hasta la capital catalana. 

Fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital alegan que el equipo de Nadia Calviño trabaja y desea que el Mobile World Congress “sea un éxito” aunque son conscientes de que la realidad “no es la normal” aún.

A pesar de todo, las mismas fuentes explican a El Independiente que, “desde luego al menos la opción de junio abre posibilidades que, en estos días, que era cuando estaba previsto celebrar el MWC, habrían sido muy distintas”.

Estrictas medidas de seguridad

Con formas diferentes de entender el evento tecnológico, las empresas de telecomunicaciones ya organizan el que será el primer Mobile World Congress post pandemia. 

La GSMA, patronal de las telecos, y la encargada de gestionar el MWC, dieron pinceladas este mismo lunes del plan que tratará de velar por la seguridad de los asistentes a la feria tecnológica. 

Entre las principales medidas figuran la obligatoriedad de presentar una PCR negativa realizada en el lugar de origen. Además, todos los participantes que lleguen al recinto de la Fira de Barcelona en transporte público deberán someterse a la toma de temperatura y uso de gel hidroalcohólico. Todas las pruebas serán realizadas por personal cualificado en colaboración con las autoridades sanitarias catalanas”, dijo la organización.

Respecto al propio recinto, la organizadora señala que se va a trazar una feria “sin contacto” con “entrada sin acreditaciones físicas” y en esta edición serán cien por cien digitales.

Comentar ()