Economía

Mango descarta cierres y despidos en la integración de Violeta en la colección principal

La desaparición de la marca es una de las apuestas de la compañía para este año

Una tienda Violeta de la cadena Mango.

Europa Press

En otoño de 2021, Violeta, la división femenina de Mango para tallas desde la 40 hasta la 52, desaparecerá. La marca catalana integrará estas tallas en su colección principal. Es una de las apuestas de la compañía que prevé lanzar objetos de decoración y mejorar su omnicanalidad en este año.

Con todo, el objetivo de Mango es mantener a los empleados y las tiendas que actualmente pertenecen a esta división. Según explican fuentes de la compañía, en estas 70 tiendas pasarán a venderse las colecciones de mujer, hombre y niños, por lo que no habrá ajustes de plantilla.

Pese a la desaparición de la marca, en Mango insisten en que “gracias a este cambio, las clientas que compran tallas grandes tendrán la posibilidad de comprar la colección de Mango Woman pero a través de un patronaje adaptado a sus necesidades”. Es decir, que las prendas se seguirán adaptando a las tallas a las que iba dirigida Violeta. La compañía espera “obtener un mayor y más rápido crecimiento de la colección de tallas grandes”.

Desde su lanzamiento en 2014, Violeta ha estado disponible a través de la venta online en 76 países, según los datos de la Memoria de Sostenibilidad de 2019. Además, la marca también se vende en corners dentro de El Corte Inglés, que va a presentar un ERE para 3.500 personas.

Otros cambios

La integración de esta división es una de las apuestas de la compañía para este año. También en el segundo trimestre Mango lanzará la nueva línea de hogar para competir en este segmento con Zara Home o H&M. Además, la marca adaptará su página web para convertirse en un marketplace en el que poder comprar productos de terceros. La primera marca que se comercializará será Intimissimi, del grupo Calzedonia.

A finales de este año, está previsto que empiece la construcción del Campus Mango, un centro de innovación en el que la marca invertirá más de 40 millones de euros. Según fuentes de la compañía, esta inversión “ayudará a transformar la organización, así como a potenciar el desarrollo del enorme talento de todos sus colaboradores”.

“Despedimos un año absolutamente atípico e imprevisto, en el que hemos sido capaces de asegurar la competitividad y el liderazgo de la compañía sin renunciar a avanzar todavía más rápido en su transformación. Por ello, salimos reforzados y comenzamos 2021 con una gran cantidad de proyectos muy ilusionantes que nos sitúan en una posición privilegiada para afrontar la etapa de recuperación que se avecina”, explica Toni Ruiz, consejero delegado de Mango.

Canal online y tiendas físicas

Aunque el canal online fue el protagonista durante el último año y aumentó sus ventas un 35%, la compañía sigue apostando por las tiendas físicas. De hecho, Mango terminó el año con 43 tiendas más que en 2019. Actualmente dispone de más de 2.000 establecimientos en 110 países. La compañía abrió más de 150 tiendas durante el año pasado y 39 de ellas se inauguraron fuera de Europa.

Las ventas físicas se redujeron un 43% en 2020 debido al confinamiento y los cierres de muchos establecimientos por las restricciones de la pandemia. Con todo, sigue siendo el primer canal de facturación para la marca que ingresó 766 millones de euros a través de las ventas online.

La compañía quiere que sus ventas digitales alcancen la cifra de los 1.000 millones este año y para ello tiene en marcha proyectos como la “hiper-personalización de la experiencia de navegación y compra en todos los dispositivos, uso de nuevas tecnologías basadas en inteligencia artificial para mejorar el servicio posventa y la inclusión de las franquicias en las iniciativas de omnicanalidad”.

Comentar ()