Economía | Vivienda

El Gobierno no intervendrá los alquileres por la “ineficacia” de las medidas en París o Berlín

El Ejecutivo de Pedro Sánchez considera que no tiene beneficios a largo plazo

Un edificio tiene varios pisos en alquiler en un céntrico barrio de Madrid

Una inmobiliaria anuncia un piso en alquiler Europa Press

Durante muchos meses de legislatura, una parte del Gobierno ha defendido la idea de intervenir el precio del alquiler. Unidas Podemos, con Pablo Iglesias al frente, ponía como ejemplos París y Berlín para poder poner un techo al acceso a la vivienda mediante renta. 

Pero el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha constatado que la limitación de los alquileres acarrean más consecuencias negativas que positivas, rociando un jarro de agua fría a las expectativas de la formación morada.

En concreto, la propuesta de la cartera dirigida por José Luis Ábalos recalca que son medidas que “no han demostrado eficacia” en cuanto a la contención de las rentas de los pisos de alquiler. 

Por eso, Montero y Ábalos estudian incentivos fiscales para abaratar la problemática de la subida en los precios de alquiler. 

“Los sistemas de regulación de rentas ensayados en Alemania o Francia no han demostrado eficacia en cuanto a la contención de rentas, y sí apuntan tener a corto plazo un efecto de contracción de la oferta, lo que supone de hecho añadir mayor dificultad en el acceso a la vivienda en alquiler, especialmente para los más vulnerables”, señala el documento que maneja el ministerio.

Cabe recordar que Alemania introdujo en 2015 una ley para frenar la subida de los precios. Cinco años después, Angela Merkel volvió a elaborar otra ley para limitar el precio del metro cuadrado. No obstante, un informe del Instituto Alemán de Investigación Económica relata, que “a pesar de que el primer año se comprobó un fuerte descenso, los años precedentes a la oficialización del decreto los precios subieron muy por encima de la media”. 

Además, según Alquiler Seguro en un reciente estudio, “mercados se han tensionado aún más, la oferta de inmuebles en alquiler ha mermado considerablemente mientras que la demanda sigue acrecentándose y muchos propietarios reclaman los pagos de la renta de manera irregular”.

Economía sumergida

En París ha sucedido algo parecido. Dos leyes en apenas cinco años y dos paralizaciones por la justicia. La normativa para regular el precio del alquiler dividen en 14 sectores a la capital gala y el precio no puede excederse en un 20% del valor de referencia fijado cada año y en 2023 se revisará otra vez los beneficios y problemas que ha generado dicha ley.

En el mismo estudio de Alquiler Seguro se explica que “la oferta de pisos de alquiler ha caído un 25% en un año y el precio medio del alquiler ha subido un 36% desde que entraran en vigor las primeras medidas”

Además, el estudio afirma que «se ha desincentivado el interés inversor y se ha aumentado la economía sumergida ya que las viviendas que se encuentran en alquiler se promocionan con dos precios (precio de ley y el precio deseado) y los propietarios reclaman parte de la renta de manera irregular».

Te puede interesar

Comentar ()