Economía

El Banco de España empeora la previsión de crecimiento y estima que la economía despegará a partir de junio

Sede del Banco de España

Sede del Banco de España. Banco de España

El Banco de España da prácticamente por hecho que el primer trimestre del año no terminará con crecimiento económico. Únicamente en el escenario suave, el supervisor estima un incremento del producto interior bruto (PIB) del 0,4%.

En cuanto al total del año, las previsiones del organismo se sitúan entre el 7,5 y el 3,2%, siendo el 6% el crecimiento esperado en el escenario central. Se trata de cifras más modestas que las previstas en diciembre, cuando el Banco de España esperaba que la economía creciese entre el 8,6 y el 4,2%.

El supervisor prevé que la actividad económica empiece a despegar en la segunda mitad del año. «A medida que se vaya completando el proceso de vacunación, el levantamiento de las restricciones y la reducción de la incertidumbre deberían dotar de un elevado dinamismo al gasto doméstico», apunta. Además, cree que parte de los fondos europeos que se preveía se gastasen en 2021, ahora se gasten en 2022, algo que también retrasará el crecimiento.

Sin embargo, sí se espera que a partir de abril la tasa de crecimiento sea positiva. «Pensamos que va a ser mejor y así lo sugiere la información que nos trasladaban las empresas», ha explicado Óscar Arce, director general de Economía y Estadística del Banco de España.

Teniendo en cuenta los escenarios suave, central y severo, los niveles económicos previos a la crisis del coronavirus podrían alcanzarse a principios de 2022; a principios de 2023, según el escenario central o a finales de ese año en la hipótesis más pesimista.

Desde el Banco de España insisten en que la incertidumbre sigue siendo elevada y añaden que está asociada tanto a la evolución de la situación sanitaria y el ritmo de la vacunación pero también «al lastre que para la recuperación económica puedan representar las secuelas de una crisis que se está prolongando en el tiempo más de lo inicialmente previsto».

Empleo

Sobre la tasa de paro, el supervisor mejora la previsión por la extensión de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta finales de mayo y porque 2020 cerró mejor de lo estimado en términos de empleo.

En el escenario más optimista, el Banco de España cree que la tasa de paro de este año será del 15,9%. Para el escenario central lo cifra en el 17% y del 18,3% para el peor de los pronósticos. Se trata de mejores cifras que las estimadas en diciembre.

Sobre el último paquete de ayudas aprobado por el Gobierno, de 11.000 millones de euros, Arce cree que «va ayudar a reducir la gravedad del riesgo financiero en el sector privado», aunque insiste en que «falta llevarlo a la práctica con suficiente pragmatismo».

Te puede interesar

Comentar ()