Economía | Finanzas

La temporalidad condena a los españoles a pagar más por los créditos

El tipo de interés de los préstamos personales es mayor en España que en otros países del entorno

Un camarero atiende a dos clientas en la terraza de un bar.

Un camarero atiende a dos clientas en la terraza de un bar, en Alcantarilla, Murcia (España). Edu Botella / Europa Press

La situación laboral de los españoles condiciona el precio que pagan por los créditos. Así lo indica el informe Los tipos de interés de los préstamos personales y las características de los hogares: España y los países de nuestro entorno, publicado por el Banco de España.

Según datos del supervisor, los tipos de interés de los nuevos préstamos con fines distintos a la compra de una vivienda se situaban en julio del pasado año en el 8%, «un nivel relativamente elevado en comparación con el de los países de nuestro entorno».

El documento compara la situación laboral y de percepción de rentas de los españoles con créditos con otras realidades europeas. «Cuando se comparan las características de los hogares endeudados de España y Francia, se observa que en ambos países los hogares en los que la persona de referencia tiene una situación laboral más desfavorable pagan tipos de interés más elevados», explican los autores. Así, las personas con contratos temporales «pagan mayores tipos de interés por sus préstamos que quienes tienen un contrato indefinido».

Esto ocurre tanto en España como en Francia. Sin embargo, sobre la muestra española se observa «una mayor incidencia del desempleo y de la inactividad (23,3%, entre 8 puntos porcentuales y 10 puntos porcentuales más que en Alemania, Italia o Portugal y 20 puntos porcentuales por encima de la observada en Francia)». Es decir, la temporalidad perjudica al interés que se paga por los créditos y esta realidad es más significativa en nuestro país.

Menos indefinidos y más parados

«Entre los hogares con préstamos personales, España es el país con mayor prevalencia de hogares cuya persona de referencia está inactiva o parada, y con menor prevalencia de hogares con la persona de referencia con contrato indefinido», describe el informe. Los autores calculan que si la situación de los ciudadanos españoles se asimilase a la de los franceses se reduciría en unos 20-35 puntos la diferencia de casi 220 que existe entre ambos.

La media de los tipos de interés de los préstamos personales en España es del 6,48%, si los hogares tuvieran a las personas de referencia en la misma situación laboral, el mismo número de activos y el tamaño de los hogares, el tipo de interés sería del 6,3. De realizar el ejercicio contrario, el tipo medio en Francia ascendería del 4,31 al 4,66%.

Más diferencias

«El hecho de que características de los endeudados tales como el estado laboral de la persona de referencia o el nivel de activos expliquen una parte reducida del diferencial entre los tipos de interés en España y los países de nuestro entorno indica que operan otros factores; entre ellos, una diferencia importante es que el mercado laboral español, frente al alemán o al francés, se caracteriza por una elevada rotación en el puesto de trabajo y un alto grado relativo de inestabilidad de la renta», explican los autores.

Así, según la encuesta sobre la Situación Financiera y el Consumo de los Hogares del Eurosistema, el 17% de los hogares españoles con préstamos consideran que perderán su empleo en los siguientes 12 meses. En el caso de Francia, el porcentaje es del 12,2%, del 10,4% en Alemania y en cambio, del 18,1% en Italia.

El informe concluye que en la medida que los tipos de interés predicen caídas de renta entre los hogares endeudados y que estas son más intensas en España, la precariedad laboral asociada a la temporalidad perjudica a quienes quieren pedir un crédito.

Comentar ()