En los planes del nuevo consejero del Banco Sabadell, César González-Bueno, no está la venta de las filiales del banco en Reino Unido o México. Así lo ha explicado en la Junta de Accionistas celebrada este viernes. «En ambas geografías no se contempla iniciar ningún proceso de venta en un futuro próximo, y seguirán con un foco claro en acelerar la senda de rentabilidad y aumentar su contribución financiera al Grupo», ha señalado.

El consejero delegado ha descartado así que la entidad quiera prescindir en los próximos meses de TSB, la filial británica que los analistas consideran un escollo de cara a algún proceso de fusión.

González-Bueno ha explicado este viernes la reorganización de la cúpula, una estructura que considera «más plana» y que «contribuye a promocionar el talento interno». El banco se estructura en tres unidades de negocio en España: Particulares (el mismo González-Bueno la encabezará hasta nombrar responsable), Empresas (pilotada por Carlos Ventura) y Corporativa (la sigue dirigiendo José Nieto).

El consejero delegado ha avanzado a los accionistas que en mayo la entidad presentará un nuevo plan estratégico, después de los cambios en el organigrama.

Despedida de Guardiola

La Junta ha sido también la despedida del hasta ahora consejero delegado del banco, Jaime Guardiola. Guardiola ha deseado éxito a González-Bueno y ha agradecido el apoyo al presidente, Josep Oliu, así como a los accionistas y al equipo de la entidad.

Guardiola ha dicho que Sabadell «se proyecta hacia delante de manera mucho más sólida» y ha destacado cinco hitos del pasado año: la liquidación de activos problemáticos; la puesta en marcha de un plan de eficiencia en España; el crecimiento del negocio y la digitalización y también el compromiso de la entidad «con la sociedad y la sostenibilidad», en un año de pandemia.