Agenda 2030 Agenda 2030

Economía | Empresas

Iberdrola será la energética que más sufra en sus cuentas el hachazo del Gobierno

El Gobierno cifra en 1.000 millones el recorte de beneficios que tendrán las compañías del sector

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán Europa Press

Las eléctricas se preparan para el nuevo hachazo en el que trabaja el Gobierno. El Ejecutivo aprobó este martes en el Consejo de Ministros un proyecto de ley para reducir los ingresos que reciben las compañías del sector que más se lucran de los llamados beneficios caídos del cielo, correspondientes al mercado mayorista por la generación de energía en las diferentes centrales con distintas tecnologías.

Dicha ley obligará a las compañías generadoras a repercutir en su coste de producción los derechos de emisión del dióxido de carbono para la generación de energía hidráulica o nuclear, por lo que el precio será descontado finalmente en el mercado mayorista.

El Ministerio de Transición Ecológica dio por primera vez cifras tras la aprobación en el cónclave de los miembros del Gobierno. En concreto, la ministra Teresa Ribera cree que con los precios actuales por la emisión de CO2 por encima de 50 euros por tonelada, esta medida supondrá un abaratamiento de la tarifa de la luz de entre el 4% y el 5% para los consumidores.

El Gobierno estima que el ahorro de reducir los ingresos que reciben las compañías del sector rondaría los 1.000 millones de euros. Esta cifra, junto con la de los fondos a las renovables que también aprobó el Gobierno y que suponían un cargo de hasta 7.000 millones, podría suponer «un alivio del 15% en la factura a los hogares».

Las compañías asumen que la ley de la retribución del dióxido de carbono repercutirá en sus cuentas anuales. No obstante, fuentes del sector confirman que no será hasta el 2022 cuando comience a notarse dicho impacto. 

Recorte de beneficios

Un informe de JP Morgan redactado esta misma semana hace previsiones de cómo afectará a los resultados de las compañías. Los analistas del banco de inversión estiman que Iberdrola, por ser la empresa que más energía hidráulica genera, será la peor parada. En concreto, prevén que haya un recorte de beneficios de unos 276 millones de euros, mientras que Endesa será la segunda más perjudicada, con 243 millones de euros menos de ganancias.

Estas dos compañías cotizadas en el Ibex 35 han sido las que más han sufrido en bolsa desde que se conociera la noticia el pasado viernes. Desde el lunes, Iberdrola ha perdido casi un 4% en tres sesiones, tras dejarse otro 0,7% en en la sesión del martes. Endesa ha notado más la huida de los inversores y se deja casi un 7% en el parqué. 

“Desde uno (análisis) cuantitativo sí podemos decir que tendrá un impacto significativo en los ingresos y en los resultados de estas compañías, por lo que es muy probable que en los próximos días asistamos a revisiones a la baja de estimaciones, valoraciones y recomendaciones sobre estos valores por parte de los analistas”, indican desde Link Securities.

Los analistas de JP Morgan alegan que el recorte en los beneficios para Naturgy será de 61 millones y el de EDP, de 14 millones. La compañía dirigida por Reynés, es la empresa que menos ha sufrido de las tres en bolsa, con pérdidas de apenas el -0,5%. 

Respecto a los beneficios, la ministra Teresa Ribera recordó en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que “para las compañías es legítimo maximizar sus beneficios”, pero que se debe “velar por los intereses de los españoles”.

En este contexto, los analistas de Bankinter piden prudencia con la nueva ley e insisten en que “la medida no está clara en cuanto al alcance ya que “el Gobierno no tiene una mayoría suficiente en el Congreso». Además de los posibles obstáculos parlamentarios, «estas medidas también se podrían enfrentar a posibles demandas de las compañías eléctricas en los tribunales. La nueva ley no estaría lista hasta principios de 2022».

Comentar ()