Economía

El BCE estima que la recuperación de la eurozona llegará un trimestre antes de lo esperado

Matiza que esto no implica que los estímulos vayan a retirarse el 31 de marzo de 2022

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, en una foto de archivo. Philipp Von Ditfurth / Dpa

La economía de la zona euro recuperará el nivel previo a la pandemia en el primer trimestre de 2022, un trimestre antes de lo que se esperaba, según ha señalado la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, para quien aún es pronto para abrir el debate sobre el final de las compras antipandemia de la entidad.

«En términos de producto interno bruto (PIB) real, es probable que volvamos al nivel anterior a COVID-19 que teníamos en diciembre de 2019 en el primer trimestre de 2022. Eso es un trimestre antes de lo que esperábamos en nuestras proyecciones de marzo», ha apuntado la francesa en una entrevista con Politico EU.

«Dicho esto, no estoy sugiriendo que el programa de compras de emergencia pandémica (PEPP) se detenga el 31 de marzo. Tenemos mucha flexibilidad, pero en términos de perspectivas económicas vamos en la dirección correcta», ha puntualizado.

En este sentido, para la banquera central de la eurozona es imprescindible «anclar realmente la recuperación», puesto que, si bien, siempre se habla del anclaje de la inflación, es necesario que la recuperación sea firme, sólida y sostenible.

«No se le quita las muletas a un paciente a menos que y hasta que los músculos hayan comenzado a reconstruirse lo suficiente como para que el paciente pueda caminar sobre sus propias dos piernas. Lo mismo se aplica a la economía», ha defendido Lagarde.

De este modo, la presidenta del BCE ha subrayado que la zona euro se encuentra «en un punto de inflexión» en el que, teniendo en cuenta las variantes alternativas, está en ese camino de recuperación, encaminándonse con firmeza hacia la vuelta al nivel anterior al Covid-19.

En su reunión de la semana pasada, el BCE anunció que espera que el PIB de la zona euro crecerá este año un 4,6%, seis décimas más de lo estimado el pasado mes de marzo, mientras que confía en que el rebote se acelerará el próximo año hasta el 4,7%, frente al 4,1% previsto previamente. Asimismo, la institución ha confirmado su expectativa de crecimiento del 2,1% para 2023.

Por otro lado, el BCE revisó también al alza sus expectativas de inflación, hasta el 1,9% en 2021 y el 1,5% en 2022, frente a las subidas de precios del 1,5% y 1,2% anticipadas, respectivamente, el pasado mes de marzo, mientras que ha mantenido su previsión de un alza de los precios del 1,4% para 2023.

Te puede interesar

Comentar ()