Economía | Empresas

El franquiciado de Burger King y Starbucks ocultó al juez su liquidez para evitar el pago a Aena

El gigante de la restauración SSP dispone de una liquidez de 800 millones de libras y debe al gestor 39 millones

Varios clientes consumen en un establecimiento de Burger King

Varios clientes consumen en un establecimiento de Burger King. EP

Aena continúa librando una dura batalla contra las empresas que tienen en alquiler un local comercial dentro de sus aeropuertos. Desde que comenzara la pandemia, el gestor español ha intentado negociar, sin éxito, con los diferentes grupos de retail con los que mantiene acuerdos firmados para acordar un nuevo precio tras la crisis del coronavirus

Durante este período Aena propuso una rebaja del 50% o la moratoria del pago durante el estado de alarma, prorrogable hasta un máximo de cuatro meses, unas exenciones que superan los 800 millones de euros. Las compañías que se asientan en los aeropuertos no estaban de acuerdo y decidieron judicializar el caso, algo que provocó la paralización de los pagos al gestor y que ha reclamado sin suerte la gestora con participación del Estado.

Con las diferentes empresas exigiendo a Aena una rebaja y judicializando los casos, todas han optado por seguir una línea muy similar ante el juez: declarar que están en peligro de insolvencia para no pagar. Es el caso de la compañía que tiene los duty free (Dufry) en aeropuertos como Barajas, quien en el informe pericial asegura que peligraba la continuidad de sus operaciones. 

El mismo discurso ha adoptado SSP, grupo de restauración que franquicia a Burger King, Café & Tapas, Carlsberg o Starbucks en diferentes aeropuertos y estaciones, que explica en la demanda, a la que ha tenido acceso este periódico, que el pago de 39 millones de euros que debe a Aena en concepto de alquileres  provocaría “una insolvencia irreversible quedando abocada a su fin de operaciones”.

Entrar en quiebra

Según su argumentario, de abonar la cantidad que se le adeuda a la empresa semipública de la anualidad desde marzo de 2020 hasta la fecha, generaría “una caja negativa por importe de –27 millones de euros”, por lo que no podría abonar las mensualidades al gestor aeroportuario y, de hacerlo, no podría “continuar con su actividad”.

En el escrito remitido al juez, SSP hace hincapié en que de pagar la cantidad estipulada podría dejar en el paro a más de 1.000 personas a las que emplea en todos los aeropuertos españoles. 

No obstante, mientras el gigante de la restauración aseguraba al juez que su situación era casi de colapso absoluto, hace escasos días comunicó a sus accionistas su “significante posición en liquidez”. De acuerdo a los resultados a los que ha tenido acceso El Independiente, SSP posee 843 millones de libras hasta el mes de abril en liquidez inmediata. Además, el conglomerado obtuvo beneficios netos de 256 millones de libras.

Además, de acuerdo a la información presentada a sus accionistas, los beneficios en la región europea han crecido un 29%, coincidiendo con la apertura progresiva de aeropuertos y de la relajación de las restricciones de movilidad en el Viejo Continente.

Entre los máximos tenedores del capital social de SSP figuran importantes fondos de inversión como Blackrock, Vanguard, Marathon Asset o el fondo soberano noruego, con una participación del 2,4%.

Te puede interesar

Comentar ()