Economía

5.500 funcionarios del Ministerio de Trabajo no pueden usar sus ordenadores 15 días después del ciberataque

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Alberto Ortega / Europa Press

El Ministerio de Trabajo sufrió un ciberataque el pasado 9 de junio. Quince días después del hackeo que afectó a su página web y servicios internos, unos 5.500 funcionarios no pueden utilizar sus ordenadores, según han alertado diferentes fuentes de los trabajadores a este periódico. Toda la intranet, todos los servicios y todas las herramientas informáticas soportadas por los servidores de la cartera de Yolanda Díaz están paralizados, denuncian, y la ausencia de noticias sobre cuándo podrán recuperar la normalidad está tensando el ambiente de puertas adentro.

«No pueden trabajar, no pueden hacer prácticamente nada. Solo contemplar el firmamento», alerta un representante de los empleados. Mientras que cuando un virus ransomware que atacó al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en marzo los funcionarios pudieron seguir atendiendo al público a papel y boli, la mayoría de estos empleados no trabaja de cara al público, lo que imposibilita que continúen con sus tareas. El Ministerio está «vacunando» los ordenadores de su personal, pero no les ha comunicado cuándo podrá verse solucionado.

El hackeo ha paralizado por completo el día a día de la totalidad de la plantilla de los servicios centrales del Ministerio, el Instituto de Trabajo, el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) y el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, han apuntado las mismas fuentes, es decir, todo lo que depende de Trabajo con excepción del SEPE. Al parecer, se trata de un virus de las mismas características que el anterior, pero habría evolucionado, por lo que los remedios aplicados tras dicho incidente no han servido en esta ocasión.

«La gente no ha podido trabajar durante dos semanas anteriores con ordenador enganchado a la red porque no había red. A fecha de hoy han habilitado algunos servidores para que algunos puedan volver a trabajar, pero son una minoría», explica a este medio Josetxo Gándara, responsable de Acción Sindical del sector de la Administración General del Estado de la Federación De Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (FSC-CCOO).

Todo el sistema informático del Ministerio está volcado en solucionar el problema, incluso «trabajando los fines de semana» y con refuerzos del Centro Nacional de Criptología junto a expertos estos ataques, buscando que cuanto antes puedan volver a la normalidad. En Inspección de Trabajo, por ejemplo, es vital que los inspectores y subinspectores puedan acceder a la vida laboral, al registro de prestaciones de desempleo, con el que posteriormente llevan a cabo su trabajo de calle. «Y ahora es casi imposible porque van a realizar sus visitas sin un elemento de contraste», explica Gándara.

Una funcionaria de Inspección de Trabajo afectada explica que ha recibido instrucciones de «solo utilizar Word» en su ordenador mientras dure la situación, es decir, mientras el programa de vacunación de todos los portátiles y PC se desarrolla y extiende, de manera que pueda garantizar que el acceso en remoto sea seguro.

200.000 registros comprometidos

Además, las fuentes consultadas temen que el ataque haya podido provocar la pérdida de alguna información. «A lo mejor existen 20 millones de registros y están comprometidos por debajo de 200.000. No son muchos, pero hay información que puede estar complicada de recuperar», indica el portavoz de CCOO.

Otro asunto que preocupa especialmente es el correo electrónico, ya que los ordenadores que ya están en marcha tampoco están consiguiendo acceder a los correos electrónicos antiguos, lo que asimismo dificulta la tarea de los funcionarios. Pero sobre todo pesa la incertidumbre sobre cuánto durará esta situación.

«Lo que más está preocupando es que no dan ninguna fecha. Ahora mismo no tenemos ni información ni certeza ninguna. Es lo que más cabreados nos tiene», indica otra fuente. «No sabemos lo que está pasando en otros departamentos». Los funcionarios calculan que este bloqueo podría durar unos 15 o 20 días más, según sus propias estimaciones, ya que los altos cargos de cada departamento no facilitan una fecha. Otros trabajadores consultados esperan restablecer cierto grado de normalidad la próxima semana.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social no ha contestado a las preguntas de este medio acerca de las denuncias de los trabajadores. Algunos expertos han señalado que el ciberataque a este Ministerio podría ser un segundo golpe del que recibió el SEPE exactamente 90 días antes.

Te puede interesar

Comentar ()