Economía | Vivienda

Las hipotecas fijas consolidan su crecimiento y ya suponen el 58% de los préstamos para la compra de vivienda

Casas adosadas en construcción.

Casas adosadas en construcción, en una imagen de archivo. Eduardo Parra / Europa Press

Desde el inicio de la pandemia, las hipotecas de tipo fijo han ido comiendo terreno a los préstamos de tipo variable. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, las hipotecas para compra de vivienda de tipo fijo firmadas en abril de este año representaban el 58,5% del total, la cifra más alta desde 2009.

Si se tienen en cuenta todos los tipos de fincas, las hipotecas fijas siguen siendo mayoría, y representaron en el cuarto mes del año el 55,4%. Se trata de una tendencia que comenzó a finales de 2020 y que se aceleró en enero de este año, según explica Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, en una conversación con este periódico.

Aunque «es difícil saber dónde está el techo del tipo fijo», tal como reconoce Font, desde Idealista anticipan que su peso «seguirá creciendo». «De las operaciones intermediadas a través de nuestro servicio de bróker hipotecario, en los meses de mayo y junio, solamente un 26% son variables, el resto son fijas y mixtas», comenta Juan Villén, responsable de Idealista/hipotecas.

Hay varios motivos, pero el principal es que «el precio de las hipotecas fijas ha bajado mucho, se están concediendo hipotecas a 30 años por debajo del 1% anual», explica Villén. «Son una opción muy interesante sobre todo para los créditos a largo plazo. Los mínimos históricos del Euríbor -índice de referencia para el mercado hipotecario- está llevando a que el tipo de interés ahora sea muy atractivo, del 2,77% para las fijas», añade Font.

Estas condiciones, considera el director de Estudios de pisos.com, se mantendrán en la medida en que el Euríbor se mantenga en mínimos o experimente subidas muy reducidas.

Razones para consumidores y bancos

Fuentes de MyInvestor explican que «con los niveles de tipo actuales, la hipoteca a tipo fijo es una buena opción tanto para el banco como para el cliente».

Desde el punto de vista de los consumidores, la diferencia de precio entre hipotecas a tipo fijo y a tipo variable ha beneficiado históricamente a las segundas. Sin embargo, según explican desde Idealista, la diferencia está en mínimos, un 0,53% de diferencia, por lo que el factor precio ya no es tan importante. «La diferencia de precio de las variables no se valora tanto como la seguridad de las fijas«, apunta el experto en hipotecas de Idealista.

Además, «las noticias recientes de inflación, que puede ser la antesala de una subida de tipos y por lo tanto de encarecimiento de las hipotecas variables, hace que muchas familias se decanten por el fijo, para evitar problemas futuros», añade Juan Villén.

Desde MyInvestor indican que «los  clientes se benefician de un buen precio y la tranquilidad de pagar siempre la misma cuota durante toda la vida del préstamo, haga lo que haga el euríbor a largo plazo. Además, la incertidumbre económica y laboral de muchas familias puede inclinarlas a optar por esta modalidad»

Los bancos prefieren cerrar la cuota para evitar sustos a futuro como pasó en 2008″

En el caso de la banca, Villén señala que se está comercializando «prioritariamente las hipotecas fijas frente a las variables». El motivo, añade, es que «ofrecen más rentabilidad a corto plazo» y que ante «un posible repunte de inflación y subida de tipos que conllevaría la revisión al alza de las cuotas hipotecarias, que puede suponer un riesgo de impago; los bancos prefieren cerrar la cuota para evitar sustos a futuro como pasó en 2008 con la subida vertical del Euribor y las cuotas hipotecarias».

Además, fuentes de MyInvestor explican que los bancos infieren una «tasa de mora menor a las (hipotecas) de tipo fijo dado que una hipotética subida del Euríbor no afectaría a la cuota». «En nuestro caso la mora es 100% cero, ni siquiera tenemos una sola petición de moratoria», añaden.

Desde el banco líder en subrogaciones indican que «casi el 75% de los préstamos» que han concedido «son subrogaciones y de éstas un 40% son a tipo fijo,  lo que supone un gran cambio de tendencia con respecto a 2019, cuando lo que preponderaba eran las hipotecas a tipo variable: el 80% de los clientes que cambiaba su hipoteca de banco con nosotros elegían el tipo variable y sólo el 20% lo elegía a tipo fijo».

Mayor importe medio

Por otra parte, en abril se alcanzó uno de los mayores importes medios de préstamos concedidos de toda la serie histórica. La media de los préstamos para vivienda fue de 139.646 euros, solo por debajo de la cifra de febrero de 2020, que fue de 175.114 euros.

Desde pisos.com explican que el hecho de que se estén ofreciendo «hipotecas con condiciones ventajosas influye en que el importe de los préstamos vaya subiendo, a la vez que el precio de la vivienda sube».

En abril se constituyeron 31.909 hipotecas sobre viviendas, un 32,1% más que en abril de 2020. El experto en hipotecas de Idealista apunta a que la cifra «muestra una cierta ralentización respecto al mes de marzo, aunque se mantiene en niveles elevados». Advierte, además, «una cierta desaceleración del volumen de peticiones de hipoteca, que podría impactar en las estadísticas de la segunda parte del año».

Te puede interesar

Comentar ()