Economía

Hui Ka Yan, el multimillonario chino que tiene al mundo pendiente de Evergrande

El fundador de Evergrande, Hui Ka Yan.

El fundador de Evergrande, Hui Ka Yan. Evergrande

La historia de Evergrande no empieza en Wuhan (China), pero casi. El grupo acumula una deuda de casi 300.000 millones y tiene a medio mundo en alerta después de que sus acciones hayan perdido más de un 88% en bolsa en lo que va de año. La inmobiliaria suma este 2021 un cuarto de siglo desde su fundación por parte de Hui Ka Yan y lleva semanas advirtiendo de su incapacidad para hacer frente a las deudas.

Hui Ka Yan es uno de los hombres más ricos del mundo. Estudió en la Universidad de Wuhan y después de trabajar 10 años en una fábrica de acero decidió fundar la que es una de las mayores inmobiliarias del mundo. En la actualidad, Evergrande tiene más de 1.300 promociones inmobiliarias en más de 280 ciudades en China y emplea a 123.000 personas, según datos de Fortune.

El fundador nació en 1958 y perdió a su madre cuando no había cumplido un año, según recoge el Financial Times, citando a medios chinos. Su fortuna ha crecido a la vez que lo ha hecho el tamaño de Evergrande, impulsada por el crecimiento económico chino y el desarrollo del país y sus áreas urbanas. La compañía comenzó comprando propiedades baratas en mercados pequeños.

La primera fue Jinbi Garden en la provincia de Guangzhou en 1997 que ganó un premio del gobierno chino en gestión inmobiliaria en 2002. Cuatro años después, la compañía ganó otro galardón por “satisfacción de los clientes”, según su propia página web.

Parte de su riqueza proviene del 71% de las acciones que posee Evergrande»

Según el perfil del empresario en Forbes, es la fortuna número 53 del mundo y suma 10.700 millones de dólares. No obstante, parte de su riqueza proviene del 71% de las acciones que posee Evergrande, por lo que su fortuna está menguando en los últimos meses. 

El negocio inmobiliario no es el único al que se dedica Hui Ka Yan. También es el accionista mayoritario del Guangzhou Evergrande, uno de los equipos de fútbol más exitosos de China. Este club abrió en 2012, junto al Real Madrid, una escuela de fútbol en el gigante asiático. Además, también ha realizado inversiones en fabricantes de motores y baterías y ha sido durante tres años el líder de la lista de filántropos chinos publicada por Forbes, una posición que perdió el pasado año en favor de Jack Ma, fundador de Alibaba. El presidente de Evergrande donó el equivalente a 470 millones de dólares.

Gobierno chino

El empresario está bien relacionado y fue invitado al congreso del partido comunista en 2018 donde incluso pronunció un discurso. Hui Ka Yan sentenció entonces que el desarrollo de empresas privadas en China estaba basado en las buenas políticas del partido. Sin embargo, es un cambio en la política china lo que ha provocado que Evergrande arrastre a las bolsas mundiales al terreno negativo, junto con su propia evolución bursátil.

En concreto, el Gobierno chino limitó el volumen de deuda que pueden tener las promotoras en relación a sus flujos de caja y sus activos. Algo que perjudicó a la ya muy endeudada Evergrande que había estado pidiendo préstamos para pagar deudas existentes.

El último comunicado oficial emitido desde la empresa es del 14 de septiembre, hace casi una semana, la firma alertaba a los inversores de que espera una caída «continua» y «significativa» de sus ventas en el mes de septiembre. Evergrande aseguraba que el noveno mes del año suele ser el mejor para las empresas inmobiliarias de China, pero que las recientes informaciones publicadas en la prensa «han reducido la confianza de potenciales compras inmobiliarias en el grupo».

Situación financiera

La deuda de Evergrande asciende a 1,97 billones de yuanes (260.154 millones de euros), equivalente a aproximadamente el 2% del producto interior bruto (PIB) de China. Al cierre de este lunes, tras los continuos desplomes en Bolsa, su valoración es de apenas 30.200 millones de dólares de Hong Kong (3.310 millones de euros).

Aunque el riesgo de impago es elevadísimo, los analistas consideran que no tendrá impacto en los mercados mundiales. “Los riesgos de contagio financiero de un impago de Evergrande en los mercados mundiales son limitados.  La exposición financiera a la deuda y las acciones de Evergrande se concentra principalmente en China.  Incluso el mercado chino de bonos offshore es único, ya que los inversores nacionales representan el 80% o más de las tenencias de los bonos denominados en dólares emitidos por empresas chinas.  Para que el contagio llegue a los mercados financieros mundiales sería necesario que los efectos de la situación de Evergrande de segundo y tercer orden desencadenas en una crisis interna mucho mayor en China, algo que consideramos improbable”, apunta Paul Lukaszewski, responsable de deuda corporativa del área Asia Pacírico de Aberdeen Standard Investments.

Te puede interesar

Comentar ()