Economía | Empresas

El sector turístico espera que el Gobierno adjudique el programa del Imserso para iniciar los viajes

El organismo aún está pendiente de solventar cuestiones administrativas antes de formalizar los contratos. Las agencias de viajes dan por hecho que no se podrá empezar a viajar antes de noviembre

Una pareja de jubilados.

Una pareja de jubilados. Pixabay

Hoteles, agencias de viajes y turoperadores siguen a la espera de que el Gobierno proceda a la adjudicación de los tres lotes en que se divide el programa de viajes para mayores del Imserso. A estas alturas de septiembre, los paquetes vacacionales ya deberían estar siendo comercializados para que las estancias pudiesen comenzar en octubre como había previsto el Ejecutivo.

Sin embargo, tras la cancelación del programa en 2020 por la crisis del coronavirus, la tramitación de esta edición no avanza al ritmo esperado. En el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 mantienen octubre como fecha objetivo, pero en el sector creen que podría retrasarse algunas semanas. «Entre que se realiza la contratación y después se pone en marcha la distribución, en el mejor de los casos nos iríamos a noviembre», explica a El Independiente Carlos Garrido, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV).

«El sector y los contratistas están en disposición de hacerlo en tiempo récord, pero es un procedimiento que en circunstancias normales llevaría meses», recuerda. Por la experiencia de anteriores ediciones, eso sí, la mayor parte de las plazas son adjudicadas en apenas un par de días de ventas.

Impugnación y conflictos

En esta edición, los hoteleros han llegado a impugnar los pliegos del concurso por la política de precios marcada por el Imserso, que según denuncian, no les sirve para cubrir costes. El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales desestimó sus demandas y levantó la suspensión cautelar que había dictado sobre el procedimiento.

Más recientemente, la Mesa de Contratación ha remitido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) una consulta sobre una incidencia presentada por Traveltino (Logitravel) sobre un punto de venta en un municipio canario. Según recuerdan fuentes del organismo que dirige Cani Fernández a este medio, dicha solicitud está prevista por la Ley de Contratos del Sector Público, pero no se establece que el procedimiento de licitación deba suspenderse.

Además, la Mesa de Contratación también ha abierto un trámite de audiencia para que Mundiplan (Iberia y Alsa) presente nuevas ofertas en dos lotes donde se han detectado propuestas «anormalmente bajas«. Así consta en el informe de valoración de las ofertas del Ministerio que dirige Ione Belarra.

La adjudicación del programa ha estado históricamente rodeada de una alta litigiosidad. Pero desde las agencias consideran que «el procedimiento debe seguir y los plazos tienen que cumplirse». Si después se ve que se ha cometido algún tipo de infracción por parte de alguno de los participantes, piden que se sancione a posteriori. Pero creen que tal y como está el sector turístico en estos momentos, el arranque de los viajes no debe demorarse ni un minuto. No en vano, las agencias se llevan una comisión por cada paquete vendido y los hoteles pueden mantener a su personal en temporada baja.

El programa consta de tres lotes y está dotado con 66,69 millones de euros de presupuesto para 816.029 plazas

El programa consta de tres lotes (costa peninsular, islas, e interior y Europa), y está dotado con 66,69 millones de euros de presupuesto para un total de 816.029 plazas. Esto representa un 13% menos que en la anterior edición, a cambio de haber incrementado el precio medio por noche que se paga a los establecimientos hoteleros.

Si todas las trabas administrativas se resuelven y el Gobierno procede a adjudicar los lotes, todavía se abrirá un período para presentar recursos contra dicha adjudicación, aunque las compañías participantes no se muestran partidarias de litigar en esta edición para que no haya más retrasos.

Por su parte, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, aseguraba este jueves ser consciente de la necesidad de «dar certidumbre» a un sector tan afectado por la pandemia de la covid como el del turismo.

En este sentido, el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Jorge Marichal, aseguraba también esta semana que las perspectivas de cara a la temporada de otoño no son demasiado halagüeñas y que los hoteleros ya avisaron en su día de que si no se sacaban los pliegos con suficiente antelación, no se llegaría «a tiempo».

Sin embargo, el Ejecutivo tampoco podía licitar un concurso cuando la mayoría de las empresas continuaban con buena parte de sus plantillas afectadas por los ERTE, pues se corría el riesgo de que quedase desierto. El programa necesita que todo el territorio esté cubierto con puntos de venta autorizados para la comercialización de los viajes.

Alternativas al Imserso

Pero a la espera de que se resuelva la adjudicación por parte del Imserso, uno de los turoperadores participantes –Mundosenior (Grupo Ávoris)- ya ha puesto a la venta sus propios paquetes vacacionales, aunque sin los precios que ofrece el Imserso.

Por su parte, el sector de los balnearios también ha decidido poner en marcha paquetes alternativos para los pensionistas ante la demora en el programa de Termalismo Social del organismo público. Para esta temporada se han previsto 252.000 plazas. Los problemas de algunas compañías con Hacienda podría estar complicando la firma de los contratos con la Administración. El programa consta de 57.565 plazas con viajes de entre diez y doce días de octubre a diciembre.

Te puede interesar

Comentar ()