Economía | Empresas

Sacyr prevé disparar el valor de sus concesiones hasta los 3.700 millones en 2025

El objetivo de la compañía que dirige Manuel Manrique es situar la deuda en torno a los 100 millones de euros en cuatro años

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique. EP

Sacyr ha elevado este jueves a 2.800 millones de euros el valor de los activos de su filial de concesiones y calcula que podrá superar los 3.700 millones en 2025. La compañía que dirige Manuel Manrique valoraba sus activos en 1.800 millones hace dos años, aunque las nuevas adjudicaciones y la maduración de los proyectos en marcha han hecho que se haya disparado un 55% en los últimos años.

Según la información facilitada a analistas e inversores durante la celebración del denominado ‘Investor Day 2021‘, el crecimiento de la actividad concesional de Sacyr será compatible con la drástica reducción de la deuda corporativa de la empresa. El objetivo para dentro de cuatro años es situar la deuda con recurso en el entorno de los 100 millones de euros.

En total, la filial concesional de Sacyr cuenta con una cartera de potenciales contratos de 68.000 millones en todo el mundo. Tiene presencia en 15 países y 65 activos en cartera, de los que 15 se encuentran en fase de construcción. La inversión gestionada por la concesionaria es de 18.200 millones de euros y la cartera de ingresos futuros se eleva hasta los 36.000 millones de euros.

«Es el momento de invertir en Sacyr, el precio de la acción no recoge el verdadero valor de la compañía. Nuestro compromiso es reducir la deuda para que sea prácticamente cero en 2025, pero manteniendo un ritmo de inversión de 150 millones anuales y la entrega de dividendos (200 millones de euros al año)», ha enfatizado Manrique en la inauguración del evento.

Los ocho mayores activos de Sacyr Concesiones representan el 60% de la valoración. Son diversas autopistas, ferrocarriles y servicios repartidos por Italia, Chile, Colombia, Estados Unidos y Uruguay. Para calcular la valoración de 2.800 millones, la compañía ha usado el método de descuento de los flujos de caja libre, y el múltiplo de ebitda en el caso de Sacyr Agua, comúnmente utilizados para valorar empresas.

Además, según las cifras facilitadas por la compañía, su negocio concesional aporta el 80% del ebitda del grupo. Entre los años 2015 y 2020, la filial registró un fuerte crecimiento, logrando multiplicar por dos sus ingresos y su ebitda en ese tiempo.

Ahora, el Plan Estratégico trazado hasta 2025 contempla un nuevo ciclo de expansión que pretende triplicar su resultado bruto de explotación desde los 365 millones de 2020 a cerca de 1.000 millones. De esta forma, supondrá el 85% del ebitda del grupo. Para este cálculo, la empresa sólo tiene en cuenta la aportación de los activos que ya tiene en cartera.

Seis concesiones en dos años

La compañía defiende que la nueva valoración supone una forma de recoger el éxito de su modelo, que se refleja también en las licitaciones ganadas en los dos últimos años con la adjudicación de seis concesiones. Entre otros, destaca la entrada en dos nuevos mercados como Estados Unidos y Brasil, junto a relevantes proyectos adjudicados en otros países prioritarios para la empresa como Italia y Chile.

«La tasa de éxito de Sacyr Concesiones en las licitaciones a las que se presenta alcanza el 33%, lo que demuestra la capacidad de la empresa para seguir generando valor en el futuro», remarcan desde la firma. Actualmente, la cartera de potenciales proyectos identificados en los mercados de interés para el grupo (Europa, países de habla inglesa y Latinoamérica) alcanza los 68.000 millones de euros.

Al margen de autopistas, ferrocarriles, aeropuertos, hospitales y otras infraestructuras sociales, Sacyr Concesiones incluye en su portfolio nuevas áreas como la energía y la gestión de agua, así como el tratamiento de residuos. Desde 2015 ha puesto en funcionamiento 10 activos y prevé inaugurar 15 más hasta 2028.

Entre otras cosas, basa su crecimiento en el desarrollo de infraestructuras de transporte con bajo riesgo de demanda. De hecho, el 96% de la cartera de activos de la compañía tiene limitado este riesgo.

Te puede interesar

Comentar ()