Economía

El Gobierno propone aumentar las cotizaciones durante 10 años para llenar la hucha de las pensiones

El ministro José Luis Escrivá, en el Senado.

El ministro José Luis Escrivá, en el Senado.

El Gobierno ha planteado este martes a los agentes sociales una subida de impuestos laborales para financiar la hucha de las pensiones, en el arranque de las negociaciones sobre el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), que Seguridad Social impulsa para afrontar la jubilación de las generaciones del baby boom, término usado para referirse a aquellos nacidos entre finales de los años 50 y mediados de los 70.

El ministerio que dirige José Luis Escrivá ha planteado un aumento del 0,5%, durante 10 años, en las cotizaciones sociales que pagan trabajadores y empresas. El borrador del Gobierno adelantado por El País cifra esta subida en unos 10 euros mensuales para salarios medios, que asumirían a medias la empresa y el trabajador.

La subida se aplicaría al menos entre 2023 y 2032 y serviría, según el plan del Ejecutivo, para engordar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la llamada hucha de las pensiones, que cuenta actualmente con unos 2.000 millones de euros, lejos de los 67.000 que llegó a atesorar antes de que el Estado echara mano de ella tras la crisis económica de 2008.

El plan del Gobierno pasa por evaluar el sistema de las pensiones cada tres años a partir de 2032. Y hacerlo con base en el documento Ageing Report de la Comisión Europea. Precisamente la hucha generada con el aumento de las cotizaciones debería servir para cubrir desviaciones al alza en el gasto previsto en pensiones a partir de esa fecha.

Si ese mecanismo no fuera suficiente, el incipiente plan del Ejecutivo plantea que entonces debería producirse una negociación en el seno del Pacto de Toledo para rebajar el gasto en pensiones, con un límite que establece en el 0,4% del PIB anual -lo que en la actualidad supondría una rebaja de hasta 1.200 millones al año-.

El Ministerio de Seguridad Social ha planteado que, en caso de que no exista una desviación del gasto respecto a las previsiones, estas aportaciones extraordinarias y finalistas que se han ido recaudando se devolverían en forma de cotizaciones más bajas o pensiones de mayor cuantía.

Sin acuerdo todavía

Pese a la propuesta del Gobierno, la reunión de la mesa de diálogo social que ha tenido lugar este martes se ha cerrado sin ningún tipo de acuerdo. El Ministerio ha emplazado a los agentes sociales a reunirse de nuevo el lunes 8 de noviembre.

Según han informado a Europa Press en fuentes sindicales, el Ministerio ha presentado en la reunión de este martes un documento del MEI sobre el que se seguirá negociando. Desde los sindicatos subrayan que el encuentro ha acabado «sin novedad» y que no se les ha entregado ninguna propuesta cerrada sobre el mecanismo.

El MEI forma parte de la primera pata de la reforma de pensiones acordada entre el Gobierno y los agentes sociales pero está pendiente de concretarse. Este mecanismo, que operará a partir de 2027, tiene por objetivo preservar el equilibrio del sistema a largo plazo y la equidad entre las distintas generaciones de pensionistas.

Te puede interesar

Comentar ()