Economía

Estufas de pellet: la alternativa más económica para calentar tu casa este invierno

Estufas de pellet: la alternativa más económica para calentar tu casa este invierno. EP

El precio de la luz sigue de récord y los niveles se sitúan en cifras muy altos en comparación con otros años. El precio medio diario en el mercado mayorista subía la semana pasada un 27,51% situándose en 167,67€ el megavatio hora (MWh). Aún con todo, después de superar los 200 euros durante la mayor parte del mes de octubre, parece que el precio de la luz se mantiene por debajo de estas cifras.

Pero al margen de los datos, lo que es evidente es que los precios son desorbitados y la gente busca alternativas para calentar sus hogares este próximo invierno. Por esta razón se está observando un incremento constante en la venta de estufas de pellet, la que a priori parece como la alternativa más económica al gasto de luz. «La realidad es que parece que la situación de subidas generalizadas de gas y gasóleo y electricidad, está haciendo que muchos consumidores se estén acercando a la biomasa como solución a sus necesidades de energía térmica», asegura Fco. Javier Díaz González, presidente de AVEBIOM, Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa.

¿Qué es el pellet?

Hablamos de un tipo de combustible sólido densificado constituido por partículas de madera de pino, fabricado a partir de madera 100% natural y de forma sostenible. Un material de fácil obtención para el cliente y que da un resultado adecuado para solventar las condiciones climatológicas que el invierno te demanda. Óscar González, responsable de Burpellet  (empresa comercializadora de pellet ubicada en Burgos), asegura que «las sustancias que se generan al prensar el serrín hacen que se cree el pellet, por lo tanto no se requiere de ningún pegamento adicional a la propia madera».

¿Qué necesitas para consumirlo?

«Destaca su reducido precio, un mantenimiento muy sencillo y un desempeño sobresaliente en términos de eficiencia energética»

Marta Rodríguez, responsable de Burpellet

Este material se consume utilizando una estufa de pellets. La instalación de las mismas se ha convertido en una de las soluciones ideales para calentar las viviendas durante los meses más fríos del año. «Sus ventajas frente a la leña o la calefacción tradicional son numerosas. Destaca especialmente el reducido precio, un mantenimiento muy sencillo y un desempeño sobresaliente en términos de eficiencia energética», destaca Marta Rodríguez, responsable de Burpellet. En cuanto al poder calorífico, siempre dependerá del equipo con el que lo consumas. Si se utiliza una estufa de aire, el calor no es tan instantáneo como el gas al no contar con radiadores; pero si por el contrario se trata de una caldera, funciona exactamente igual. Aún emitiendo menos calor y teniendo que estar más tiempo encendida, el resultado final sigue teniendo un menor coste.

¿Cuánto me ahorro en la factura si consumo este material?

El ahorro actual en la factura eléctrica para una familia que emplee pellets puede oscilar entre un 35%-55%, frente a un hogar que disponga de calefacción de gasoil»

Óscar González, RESPONSABLE DE BURPELLET

El pellet es un producto que destaca por su aspecto económico, muy valorado por el consumidor final, teniendo en cuenta el estado del mercado actual. En la última década, la evolución de los precios del pellet muestran una clara estabilidad, únicamente variando por la evolución del IPC, frente al incremento y gran volatilidad del precio del gasóleo y otros combustibles fósiles. «El ahorro actual en la factura eléctrica para una familia que emplee pellets puede oscilar entre un 35%-55%, frente a un hogar que disponga de calefacción de gasoil». Actualmente, los precios han sufrido pequeñas subidas y la tendencia es que la situación se mantenga debido al incremento de los costes de producción: energía, embalajes, transporte, etc. Sin embargo, este incremento no presenta la misma magnitud que las experimentadas en otros sectores energéticos dependientes de terceros países. «Pese a este pequeño incremento, hemos percibido un aumento importante de venta de equipos pequeños, sobre todo estufas. También se ha notado un aumento en solicitudes de ofertas para la sustitución de calderas de gas o gasóleo por otras de biomasa en comunidades de vecinos y en edificios dotacionales», asegura el presidente de AVEBIOM.

Ventajas respecto al gas

  • A nivel económico: mayor ahorro.
  • A nivel medioambiental: el pellet es un combustible capaz de reducir rápida y drásticamente las emisiones de CO2 (entre un 65% y 100%).
  • A nivel social-laboral: es un producto local para consumo local, no dependiente de oscilaciones político-económicas de terceros países y que genera multitud de puestos de trabajo tanto directos como indirectos en nuestro país.

Un sector en crecimiento

El consumo de pellets se ha incrementado notablemente en los últimos años, siendo uno de los productos protagonistas dentro del mercado de la biomasa. «Esperamos que con la situación que estamos atravesando los consumidores valoren la seguridad y estabilidad de la biomasa como solución para sus necesidades de calefacción, lo que permitirá un crecimiento del sector, que hasta ahora lleva un ritmo sostenido en los últimos 8 o 10 años, que ronda los 1.000 MWt anuales, lo que nos ha llevado a que el 14% de la calefacción de nuestro país sea con biomasa«, destaca Díaz González.

Llevamos un ritmo sostenido en la última década que ronda los los 1.000 MWt anuales, lo que nos ha llevado a que el 14% de la calefacción de nuestro país es con biomasa»

Fco. Javier Díaz González, presidente de AVEBIOM, Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa

Las ventas de este material, se han visto favorecidas por el cambio de modelo de consumo y apuesta por las energías mas eficientes, lo que, unido al frío del invierno, con temporales como Filomena, han jugado a favor de este sector durante este año. «En las próximas semanas, cuando estemos en plena campaña de frío podremos tener cifras al respecto, pero la tendencia es alcista y se espera una firme recuperación del terreno perdido durante 2021 a cifras comparables con las de 2019», señala González.

En España, el pellet se incluye en un sector ya experimentado, consolidado y que aglutina a más de 80 fabricantes a lo largo de todo el territorio nacional. El incremento de las instalaciones de combustión del material ha ido siempre ligado a las ampliaciones de capacidad de las fábricas ya existentes y ha favorecido la aparición de nuevas empresas en el sector. «En el caso de Burpellet, el proyecto nace en 2011 abanderado por Hijos de Tomás Martín, con el objetivo de crear una industria de transformación primara que permita el aprovechamiento de la madera», explica Rodríguez. En la empresa burgalesa, el sistema de distribución lo basan en profesionales específicos que si que han trasladado a la empresa el aumento de instalaciones de equipos de pellet en un 25%.

Te puede interesar

Comentar ()