Economía | Empresas

Endesa lleva la contraria al mercado y espera que el precio de la electricidad se desplome en 2022

La compañía prevé que el megavatio a la hora se sitúe en 83 euros

Fachada del edificio principal de Endesa, en Madrid

Sede de Endesa. EUROPA PRESS

Endesa contempla un escenario diferente al que prevé el mercado el año que viene en el precio de la electricidad. La compañía, que presentó la semana pasada el nuevo plan estratégico, prevé que el coste por megavatio por hora caiga en 2022 considerablemente mientras que los futuros que se están pagando son completamente diferentes.

Los analistas de Endesa calculan que el precio medio para 2022 sea de 83 euros, dos euros más de lo que llevamos de media durante este 2021. Cabe recordar en este aspecto que el precio medio del mercado diario de octubre ha sido de 200,06 euros/MWh, un 446,8% superior al de 2020. 

Pero el mercado de futuros anticipa otro escenario para el 2022. Según los datos del Mercado oficial de futuros y opciones financieros en España (MEFF), el precio que se negocia a fecha de finales de noviembre es de 147 euros. Esto significa un desfase de 64 euros.

Fuentes de la compañía señalan que la principal razón de este desfase es por la estimación del precio del gas en el mercado spot de Holanda. En concreto, Endesa lo cifra en 27 euros mientras que el mercado  contempla en este momento un precio de 40 euros. “La evolución de las materias primas será lo que marque los precios fundamentalmente”, argumentan las mismas voces.

La eléctrica, en este apartado, augura que la demanda peninsular en España será superior a la de este 2021, confirmando la recuperación económica de nuestro país. Endesa estima que el PIB crecerá un 6,2%. Volviendo al consumo eléctrico, la compañía vaticina que nuestro país requerirá 251 Twh.

Descenso en el precio del Brent

Al igual que en el mercado eléctrico y en el del gas, uno de los principales culpables del incremento en el precio de la luz, Endesa ha revisado otros precios de materias primas como es el petróleo. Los analistas de Endesa esperan que el barril de Brent entre en espiral bajista para cerrar el 2022 con un coste de 66 euros. 

Para que Endesa esté en lo cierto, el crudo ha de desplomarse en diez euros por barril ya que a cierre del lunes 29 de noviembre, el petróleo de referencia en Europa se situaba en los 76 dólares, después de que se revalorizase casi un 6% tras el desplome del viernes por el miedo a la nueva variante del coronavirus que se detectó en Sudáfrica.

En la nueva hoja de ruta de la compañía, Endesa también contempla el escenario del precio que se pagará por las emisiones de dióxido de carbono, que se encuentra en máximos históricos. La compañía eléctrica prevé que se paguen unos 65 euros por cada tonelada que se expulsen a la atmósfera, encareciéndose un 30% más que este año. 

El precio de la luz disparado

Las previsiones de Endesa se producen en plena escalada de  los precios mayoristas de España. Los españoles llegarán a pagar 274,56 euros por megavatio hora (MWh), su segundo máximo histórico, según datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE).

Así, noviembre cerrará con el registro diario más alto en lo que va de mes y con un ‘pool’ que encadena su decimotercer día consecutivo por encima de la cota de los 200 euros/MWh. Tan sólo supera el precio de la luz para este martes el récord de 288,53 euros/MWh que alcanzó el pasado 7 de octubre.

A falta de un día para que se tache el último día de noviembre en el calendario, este mes cerrará con el segundo recibo más caro de la historia, por detrás de octubre. La media se sitúa en 116,90 euros, apenas cuatro euros menos que el récord anterior.

Con este panorama, el Gobierno de Pedro Sánchez no va a poder cumplir su promesa de que los españoles vayan a pagar lo mismo en 2021 que en 2018. Según ha indicado la organización de consumidores Facua, para que suceda, las empresas eléctricas deberían abonar al usuario medio de la tarifa regulada unos 15 euros en el próximo recibo de diciembre.

Te puede interesar

Comentar ()