Economía

El PIB crece solo un 2% en el tercer trimestre y complica aún más que el Gobierno cumpla sus previsiones

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Alberto Ortega / Europa Press

El PIB español avanzó un 2% en el tercer trimestre de 2021 frente a los tres meses anteriores, según los datos que ha publicado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE). El dato está por debajo de lo que preveían los analistas, aunque se produce después de una fuerte revisión del mismo INE de las cifras del segundo trimestre, solo hace unas semanas.

En un principio, el INE señaló en junio que el PIB español había avanzado un 2,8% en el segundo trimestre, pero en septiembre corrigió el dato hasta el 1,1%, tras haber incorporado fuentes adicionales, lo que ha obligado a los diferentes organismos y servicios de análisis a modificar sus previsiones sobre la economía española. El Gobierno, en cambio, no ha modificado sus perspectivas.

Frente al mismo trimestre del año anterior, el PIB creció un 2,7%, apuntan este viernes las mismas estimaciones. De nuevo, se trata solo de un avance que el organismo podría modificar en los próximos meses cuando cuente con todos los datos de septiembre. El PIB creció este tercer trimestre sobre todo gracias al impulso de la inversión, que avanzó un 1,3% (el trimestre pasado cayó un 2,2%), mientras que el consumo se contrajo un 0,3%, tras un fuerte repunte en el periodo anterior (+3,5%).

Estos datos complican que el Gobierno pueda cumplir con los datos macroeconómicos que tiene previstos y que apuntan que la economía española avanzará un 6,5% en el conjunto del año. La agencia Reuters, por ejemplo, que hace una media entre los servicios de análisis que considera más creíbles, recogía que el PIB español crecería un 2,7% en el tercer trimestre y frente a los tres meses anteriores, así que el dato (por ahora) real queda siete décimas por debajo. No es poco.

Asimismo, el Banco de España también estimaba en septiembre que para que el país avance un 6,3% este año (dos décimas por debajo del Gobierno) la subida del tercer trimestre habría de ser del 2,7%. Y entonces el INE aún no había corregido las cifras de crecimiento abril a junio.

El Gobierno: «Estos datos nos colocan en una buena posición»

Sin embargo, el Gobierno no ha interpretado los datos de la misma manera. «Junto con los datos de la EPA conocidos ayer, este dato del PIB confirma que durante el tercer trimestre la recuperación se ha acelerado», ha señalado el secretario de Estado de Economía, Gonzalo García Andrés, en un comunicado enviado a los medios.

«Durante verano el avance en la campaña de vacunación y la mejora de la movilidad han impulsado el crecimiento de la actividad y del empleo. Estos datos nos colocan en una buena posición para afrontar un cuarto trimestre en el que el balance de riesgos ha cambiado y va a estar marcado por los cuellos de botella en la oferta, el alza de los precios energéticos y su efecto en la inflación», ha asegurado.

Asimismo, García Andrés ha remarcado que el Gobierno va a centrarse «en la aceleración de la ejecución de las reformas y de las inversiones del Plan de Recuperación». Ahora mismo el Ejecutivo se encuentra sumido en la negociación de qué medidas quiere conseguir sacar de la reforma laboral. Debe ponerse de acuerdo lo más rápido posible, para poder después llevar esa postura común ante los sindicatos y empresarios, y aprobar la reforma antes de fin de año, como se ha comprometido.

Te puede interesar

Comentar ()