Economía INFORME DE PWC

Los expertos piden reducir el gasto público ante la coyuntura económica actual

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. EFE

Ante la presente situación económica, ¿cómo debería responder la política fiscal? En respuesta a esta pregunta, reducir el gasto público es la opción escogida por el 72% de los encuestados para un informe que ha elaborado PricewaterhouseCoopers (PwC) a partir de la opinión de más de 400 expertos, directivos y empresarios durante el mes de noviembre de 2021.

En cambio, aumentar los impuestos es lo que elige solo el 8% de los entrevistados, y el 19% de ellos opta por apuntan que debería mantenerse la actual política fiscal ultraexpansiva. Son datos que forman parte del Consenso Económico de PwC, que recoge las sensaciones de expertos y mundo empresarial con respecto al crecimiento, la inflación y las perspectivas de futuro de cara al próximo año.

Así, la mayoría abogan por recortar el gasto público poco después de que el Gobierno haya presentado los presupuestos más expansivos de la historia, con un gasto total récord de 248.000 millones de euros, en parte gracias al impulso de los fondos europeos (28.000 millones en 2022). A la vez, contemplan el mayor techo de gasto de la historia, 196.000 millones, 45 más que hace un año.

El 45% pide congelaciones salariales para frenar la inflación

Con respecto al resto de expectativas, los expertos esperan que la elevada inflación continúe, moderándose durante la primera mitad de 2022. En concreto, esperan que la subida de los precios termine 2021 en el 3,4% y 2022 en el 2,5%. El dato de la inflación de noviembre fue el más alto en 29 años (+5,6%), después de un octubre en el que también se marcó un récord (+5,4%, todos los datos en tasa interanual). La cifra implica que no se alcanzaba tal cota desde septiembre de 1992.

A la vez, advierten de que el alza de los precios podría convertirse en estructural si se traslada a los salarios.

Es uno de los principales temores de los encuestados: que la inflación pueda pasar a ser estructural si se lleva a subidas salariales, un riesgo que señala el 86% del panel. Los economistas lo llaman efectos de segunda ronda o segunda vuelta, cuando el incremento de los precios pasa de tratarse de algo focalizado en determinados bienes y servicios al conjunto de la actividad económica.

Sin embargo, hasta octubre los sueldos tan solo han aumentado un 1,6%, frente al 2,4% en el que terminará el año la inflación -según la media de analistas e instituciones que elabora Funcas-, y el Banco de España recoge que no es algo que se está produciendo. Aun así, el 45% de los encuestados cree que deben evitarse los incrementos de salarios provocados por la inflación, incluso introduciendo congelaciones salariales. En contraposición, el 12% no lo ve necesario.

En esta misma línea, el 48% de los panelistas creen que la inflación es el principal riesgo a medio plazo para la economía española, aunque, a la vez, el 40% opina que es algo transitorio. Solo el 6% indica que está bajo control. Además el 33% los encuestados prevén un escenario de reflación, o inflación al tiempo que existe crecimiento económico, a nivel de la eurozona.

España crecerá un 4,8% en 2021, frente al 6,5% del Gobierno

En cuanto a sus previsiones de crecimiento de la economía española, los expertos son mucho menos optimistas que el Gobierno, apuntando que el PIB crecerá un 4,8% este 2021, frente al 6,3% al que señalaban en el anterior informe, de julio, y el 6,5% del Ejecutivo. Para 2022 también han rebajado sus expectativas, apuntando a un crecimiento del 5,2% frente al 5,5% anterior.

Esta reducción va en línea con las estimaciones de los organismos internacionales y los servicios de análisis, que también creen la recuperación va a ser menos intensa que lo inicialmente esperado, principalmente por los altos precios de la energía, la inflación, los cuellos de botella que están provocando problemas de suministro y el retraso de los fondos europeos.

En cuanto a la situación de las familias, el 65% de los encuestados cree que es regular y el 68% cree que seguirá así durante los próximos tres meses. El 50% creen que le consumo aumentará, frente al 90% que lo mantenía así en julio. Del lado de las empresas, el 65% apunta a que su situación es regular y el 31% de buena, pero la mitad de los encuestados espera que la inversión se incremento durante el próximo año.

Te puede interesar

Comentar ()