Economía | Empresas

Calviño y Murtra tensan la cuerda con la dirección por el control de Indra

La vicepresidenta del Gobierno apuesta por la renovación del departamento de relaciones institucionales

La ministra de Economía Nadia Calviño, este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La ministra de Economía Nadia Calviño, este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. EFE

El Gobierno y Nadia Calviño, en particular, continúan haciéndose fuertes en Indra. Tras la llegada de Marc Murtra, en lugar de Fernando Abril-Martorell como presidente de la compañía, el Ejecutivo quiere seguir marcando su territorio y la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos ha iniciado la remodelación del departamento de relaciones institucionales.

Fuentes conocedoras de la situación en la empresa narran a este periódico que Nadia Calviño pretende ganar más peso dentro de Indra para poder controlar las decisiones más importantes del corto y medio plazo de la sociedad.

Cabe recordar que el Gobierno controla esta empresa estratégica a través de la Sepi y tiene el 18% de los títulos de la compañía. El Ejecutivo, además, mantiene en el consejo de administración de Indra al ex ministro Miguel Sebastián y al ex diputado socialista Antonio Cuevas.

Además, tal y como confirman fuentes cercanas a la compañía el presidente no ejecutivo Marc Murtra también ha acometido movimientos para tener más relevancia, si bien el consejo de administración le asignó el puesto sin responsabilidades ejecutivas. Las intenciones del Gobierno han creado cierto recelo en los consejeros delegados, Ignacio Mataix y Cristina Ruiz, provocando una lucha de poderes dentro de Indra.

Mataix y Ruiz entienden que tras ser nombrados por el consejo de administración como CEOs de Indra de las dos divisiones de la compañía (Transporte y Defensa y Minsait, división de Tecnologías de la Información y Transformación Digital) no disfrutan de plenos poderes dado que Calviño ha adquirido un protagonismo importante gracias al 18% que ostenta el Estado.

Calviño, a través de la Sepi, nunca ocultó su papel dentro de Indra y ya asumió la destitución de Abril-Martorell al frente de la sociedad y la renovación de la cúpula directiva. «El adecuado desempeño de sus cometidos por el primer ejecutivo requiere que en todo momento cuente con la plena confianza de su principal accionista, dada su condición, además, de representante del sector público estatal, principal cliente de la sociedad y cuyas decisiones tienen un impacto relevante en su negocio», dijo la empresa pública dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos.

La última disputa entre la cúpula ejecutiva de Indra y el Gobierno se ha producido por la renovación del departamento de relaciones institucionales y comunicación. Fuentes cercanas a Indra confirman a este periódico que ambas partes han llegado a un acuerdo para el cambio de personal de este área, si bien Nadia Calviño y Marc Murtra prefieren un perfil diferente al que tienen en mente Ignacio Mataix y Cristina Ruiz.

De acuerdo a las mismas fuentes, Nadia Calviño y Murtra planean la incorporación de Juan Emilio Maíllo al frente del departamento de comunicación y relaciones institucionales de la cotizada del Ibex 35. Con la llegada de Maíllo, el PSOE ganaría peso dentro de Indra al poner al frente a una persona del círculo de Calviño, en un departamento tan estratégico como es el de las relaciones institucionales y la comunicación.

La confianza de Calviño en Juan Emilio Maíllo es absoluta después de que estuviera liderando el gabinete de comunicación de su ministerio en los últimos años, si bien desde el pasado verano ya no ocupa dicho puesto tras la fuga de profesionales que sufrió la ministra en su departamento. Ana de la Cueva, Carmen Balsa o Maite Arcos fueron algunas de las salidas que tuvo que soportar la número dos del Gobierno dirigido por Pedro Sánchez.

Fuentes conocedoras de las negociaciones explican que el nombramiento se producirá en las próximas semanas. Indra en preguntas a este periódico no ha querido hacer comentarios al respecto y señala que el departamento de relaciones institucionales y comunicación no ha sido modificado hasta el momento.

Este nombramiento volvería a poner de manifiesto la influencia del Ejecutivo en las empresas públicas. Desde que Pedro Sánchez llegara a La Moncloa se han asignado a 11 directivos afines al PSOE. Entre dicha lista figuran nombres como Cani Fernández; presidenta de la CNMC, Beatriz Corredor; presidenta de Red Eléctrica, Juan Manuel Serrano, presidente de Correos o Maurici Lucena, de Aena.

Te puede interesar

Comentar ()