Economía | País Vasco

El bono socialista al alquiler en Euskadi es mayor que el que propone Sánchez

Desde hace tres años la consejería de Vivienda, en manos del PSE, concede ayudas que alcanzan los 275 euros mensuales, prorrogables hasta los 35 años y adaptadas al precio de mercado del área urbana.

Cataluña y Madrid invirtieron en 2017 la posición de cada una en 2016 con relación a la compraventa de vivienda: la primera se ralentizó y la segunda se disparó.

Bloque de pisos. EUROPA PRESS

En Euskadi el bono joven al alquiler no se aplicará. No hace falta. Hace tres años que los jóvenes vascos tienen ayudas públicas para pagar el alquiler. En este tiempo más de 3.000 han percibido la ayuda del programa ‘Gaztelagun’, un bono similar al que el martes aprobó el Gobierno de Pedro Sánchez. Desde 2019, la consejería de Vivienda del Ejecutivo Urkullu, en manos de su socio, el PSE, concede estas ayudas que son económicamente mayores y que llegan a abarcar todo el proceso de emancipación de los jóvenes.

Si el importe máximo de la ayuda previsto en el Ejecutivo central es de 250 euros, en el caso del País Vasco puede alcanzar hasta los 275 euros mensuales. Tampoco se aplica el límite de dos años de percepción que quiere establecer el Gobierno Sánchez. En el caso vasco, si se cumplen las condiciones la ayuda al alquiler se puede recibir desde los 18 y hasta los 35 años. Tampoco el ‘saldo’ de las ayudas está limitado, como plantea el Ejecutivo central, que fija en 200 millones anuales el coste máximo de la medida. En Euskadi, mientras existan demandantes que cumplan los requisitos, la administración estará obligada a abonar la ayuda.

La propuesta del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, que podrán mejorar las Comunidades Autónomas, no se aplicará en Euskadi, al ya existir la promovida por el Ejecutivo de Urkullu. El Gobierno vasco ultima un decreto para ampliar el rango de posibles beneficiarios de la medida. Así, se ampliará la horquilla de ingresos a partir del cual se tiene derecho a estas ayudas al alquiler. Actualmente son los jóvenes de entre 18 a 35 años los que pueden solicitarlas. En el caso de peticiones individuales se establece que el importe de ingresos brutos anuales se incrementará de los 18.000 a los 24.319 euros. Además, también podrán acceder a ellas las parejas o unidades convivenciales de jóvenes cuyos ingresos totales no superen los 30.000 euros. Incluso en el caso de las familias numerosas que no superen los 35 años se podrán acoger a las ayudas siempre que no ingresen más de 32.000 euros brutos anuales.

El elevado coste de los alquileres en el País Vasco hace que muchos jóvenes tengan que recurrir a este tipo de bonos. Los últimos datos publicados por el Departamento de Vivienda, de junio de 2020, situaban el coste medio de un alquiler en Euskadi en los 672 euros, con lo que el bono sufragaría alrededor del 40% del importe. Sin embargo, la situación es muy desigual en función del lugar donde se encuentre la vivienda alquilada. Sin duda San Sebastián es la ciudad donde los precios están más disparados. Según estos datos el alquiler medio ronda los 887 euros mensuales, muy por encima de los 748 euros de Bilbao o los 623 de Vitoria. En los municipios de entre 10.000 a 40.000 habitantes el alquiler medio se sitúa en los 695 euros y en 533 en las localidades de menos de 10.000 habitantes.  

Alquiler medio, 775 euros

En el caso del bono vasco de apoyo al alquiler el criterio además de ingresos económicos se rige por el área en el que se registra el alquiler. El importe estará condicionado al importe que en concepto de alquiler se acredite. En el caso de las tres capitales vascas en ningún caso se concederá la ayuda para alquileres superiores a los 775 euros al mes. En el caso de las áreas metropolitanas de Bilbao, San Sebastián y Vitoria y en los municipios de más de 10.000 habitantes el tope se establece en los 750 euros. Por último, los jóvenes que vivan en régimen de alquiler en pueblos con menos habitantes sólo podrán recibir la ayuda en viviendas con rentas que no superen los 675 euros mensuales.

Entre los requisitos también se fija que el demandante deberá acreditar haber vivido al menos un año en Euskadi, no tener un piso en propiedad y que la vivienda en la que va a residir sea su domicilio habitual. Además, el piso no podrá estar vinculado con ningún familiar. En caso de pisos compartidos entre jóvenes, la suma de las ayudas no puede superar el 60% del coste del alquiler de la vivienda y en el caso de las ayudas por un piso completo el 50%.

Por el momento la Administración vasca ya ha abonado algo más de 10 millones de euros en el pago de este tipo de bonos o ayudas a jóvenes para el pago de alquileres. Actualmente el programa ‘Gaztelagun’, a través del cual se tramitan las ayudas, cuenta con 2.461 beneficiarios. Desde el Gobierno vasco aseguran que el plan de bonos que ha anunciado el Ejecutivo de Pedro Sánchez no supondrá ningún cambio en el actual escenario ya que se solapa con el que ya está en vigor desde 2019. Por ello, la Administración vasca solicitará que el importe que supone anualmente el pago de estas ayudas sea compensado vía Cupo.

Te puede interesar

Comentar ()