Economía

Autónomo chino, cuidadora rumana y temporero marroquí, así son los cotizantes extranjeros

En España son ya 2,2 millones los trabajadores no españoles que cotizan a la Seguridad Social, un 44% más que en 2014.

Pasacalles multicultural en el barrio de Usera con motivo de la celebración del Año Nuevo Chino, en Madrid.

Pasacalles multicultural en el barrio de Usera con motivo de la celebración del Año Nuevo Chino, en Madrid. EUROPA PRESS

El sistema hace años que busca su equilibrio, sus sostenibilidad. La fórmula aún se debate y la solución se discute. Mientras, las cotizaciones que engrasas la Seguridad Social de nuestro país debe seguir alimentándose. Los últimos datos de empleo arrojaron recientemente una cifra esperanzadora, cerca de 20 millones de españoles cotizan con su trabajo a su mantenimiento. En realidad, enero se cerró con 19.91 millones de trabajadores afiliados. De ellos, más de uno de cada diez no era español.

La radiografía de la afiliación a la Seguridad Social revela que 2,2 millones de cotizantes son extranjeros. Sin ellos el modelo aún sería más frágil y deficitario. En España en los últimos años la llegada de inmigrantes ha ido en aumento y con ello el número de trabajadores extranjeros que cotizaban en la Seguridad Social española. A finales de 2014 nuestro país contaba con 1,55 millones de cotizantes extranjeros, frente a los 2,22 millones que constan a enero de este año. Este incremento representa un aumento del 44% en apenas ocho años de cotizantes extranjeros en España.

El reparto de afiliados no españoles es muy desigual por Comunidades Autónomas. Sin duda, es Cataluña la que acumula un mayor número. Uno de cada cuatro afiliados reside en esta comunidad autónoma en la que cotizan 535.000 ciudadanos extranjeros.

Rumanos y marroquíes

En segundo lugar figura Madrid, con algo más de 467.000 cotizantes y a más distancia aparecen Andalucía, con 285.000, la Comunidad Valenciana, con 250.000, Canarias con 100.000 y Murcia con casi 93.000 cotizantes.

En el conjunto de España son los trabajadores y trabajadoras de procedencia rumana las que representan la nacionalidad principal. Suman casi 327.000 cotizantes. Tras ellos, los afiliados marroquíes, 285.000, los italianos, con 137.000 y los chinos, con algo más de 106.000 cotizantes actualmente.

En el régimen general actualmente se encuentra la mayoría de los trabajadores extranjeros. Son algo más de 1,4 millones de cotizantes, con los ciudadanos de Rumanía con 209.000 y los de Marruecos con 155.000 como los mayoritarios. El régimen general absorbe al 65% de los afiliados extranjeros, seguido del régimen de autónomos, al que están adscritos algo más de un 17%, al régimen agrario un 10% y el régimen especial de empleadas de hogar un 7,3%.

60.000 autónomos chinos

Según el padrón oficial, en nuestro país viven 232.000 ciudadanos de origen chino. De ellos, la Seguridad Social tiene registrados como afiliados a menos de la mitad, 106.000. Se trata de ciudadanos que fundamentalmente regentan negocios y que lo hacen como autónomos. Son los ciudadanos extranjeros que lideran, a mucha distancia, la lista de cotizantes autónomos, cerca de 60.000. Otro 45% está afiliado al régimen general.

En otra de las modalidades de cotización, la reservada a las empleadas de hogar, a la que están adscritas 126.000 cotizantes no españolas en nuestro país, son las ciudadanas rumanas las que encabezan la lista en este régimen especial de cotización ocupado por mujeres fundamentalmente. España acoge actualmente a 672.000 ciudadanos de origen rumano, de los que casi la mitad de ellos están afiliados a la seguridad social. Constan 326.971 cotizantes con esta nacionalidad.

En el campo la mayoría de los trabajadores no españoles son marroquíes, al menos si se toma como referencia las cifras de afiliación. Los últimos datos de la Seguridad Social muestran que de los 285.000 trabajadores y trabajadoras de este país que cotizan en España, un tercio lo hace en el régimen agrario.

Te puede interesar

Comentar ()