Economía

Las empleadas del hogar deberán cobrar 30 céntimos más por hora con el alza del SMI

La nueva subida del salario mínimo establece que deberán cobrar 7,82 euros brutos por hora, algo por encima del resto de trabajadores (6,25 euros)

Un grupo de personas participa en una concentración con motivo de los 10 años desde la aprobación del Convenio 189 sobre el trabajo decente para las empleadas del hogar en Madrid.

Un grupo de personas participa en una concentración con motivo de los 10 años desde la aprobación del Convenio 189 sobre el trabajo decente para las empleadas del hogar en Madrid. Cézaro De Luca / Europa Press

El salario que deberán pagar a las empleadas del hogar todos aquellos que las contraten por horas sueltas aumentará con la nueva subida del salario mínimo. Deberán cobrar 7,82 euros brutos la hora, frente a los 7,55 euros que deben recibir ahora según se fijó en septiembre, es decir, un 3,6% más.

Así consta en el acuerdo que firmaron la semana pasada el Ministerio de Trabajo y los sindicatos UGT y CCOO y también en la memoria del análisis de impacto normativo del salario mínimo para 2022, al que ha tenido acceso este medio a través del punto de acceso para facilitar la participación pública en proyectos normativos, un trámite para que los ciudadanos puedan dar su opinión sobre un proyecto de ley. El plazo para presentar aportaciones está abierto y terminará el 21 de febrero.

«De acuerdo con el artículo 8.5 del Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar, que toma como referencia para la determinación del salario mínimo de las empleadas y empleados de hogar que trabajen por horas, en régimen externo, el fijado para las personas trabajadoras eventuales y temporeras y que incluye todos los conceptos retributivos, el salario mínimo de dichas empleadas y empleados de hogar será de 7,82 euros por hora efectivamente trabajada», recoge el texto.

El consejo de ministros aprobará previsiblemente el próximo martes la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 1.000 euros al mes en 14 pagas, frente a los 965 actuales, cuando finalice este proceso de audiencia pública. Entonces, tendrá efecto retroactivo: los sueldos deberán incrementarse lo acordado desde el pasado 1 de enero.

En el mismo paquete, y en ese mismo acuerdo con los sindicatos, se incluye también un aumento en lo que deben cobrar los empleados del hogar si no están contratados a tiempo completo. Asimismo, aparece cuánto deben cobrar los trabajadores eventuales y temporeros, en este caso, 47,36 euros por jornada.

Este nuevo sueldo mínimo para las trabajadoras del hogar que trabajen por horas es ligeramente superior al nuevo salario mínimo del resto de trabajadores, el de 1.000 euros al mes en 14 pagas, ya que este equivale a 6,25 euros la hora. Pero, al mismo tiempo, las empleadas del hogar no tienen derecho a paro en caso de despido. Son el único colectivo de asalariadas sin protección por desempleo en España.

El Gobierno aprobó un subsidio por desempleo para estas trabajadoras durante la pandemia, pero se trató de una medida extraordinaria que duró tres meses y no se prorrogó más. Ahora, el Ministerio de Yolanda Díaz asegura que ha iniciado el proceso para equiparar los derechos de las empleadas del hogar a los del resto, en cumplimiento del Convenio 189 que la OIT adoptó en 2011, pero lo anunció en abril y aún no ha sucedido.

Una de cada tres cobra en negro

La subida puede parecer irrisoria, pero más de 550.000 trabajadoras que dedican al servicio doméstico en el país, según la EPA del INE de 2021. El 89% son mujeres. Sin embargo, una de cada tres está en situación irregular, esto es, no están dadas de alta en la Seguridad Social. Según Oxfam Intermón, la pobreza en este colectivo de empleadas duplica a la del resto de trabajadores.

Para combatir la economía sumergida en el sector, Trabajo lanzó en enero una campaña de la Inspección para regularizar la situación laboral de las empleadas del hogar. Consiste en el envío masivo de cartas a los empleadores, sobre todo a quienes tienen contratadas a trabajadoras a tiempo parcial.

Según el Ministerio, con la campaña de 2021 se enviaron 45.019 comunicaciones para la regularización de 47.749 relaciones laborales. El 82% de los empleadores lo hizo sin reducir la jornada de trabajo y en el 93% de los casos se les subió el sueldo, aseguran desde Trabajo.

Al mismo tiempo, el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, aseguró la semana pasada que subir el salario mínimo puede aumentar la economía sumergida en el ámbito de los empleados del hogar, porque el SMI no está en las grandes empresas ni en las medianas, sino en las pequeñas y medianas y en los autónomos.

«Hay miles de pensionistas y familias que tienen en su casa a cuidadores y empleados de hogar. Hay muchos pensionistas que no se pueden permitir pagar 1.500 euros entre el SMI a 12 pagas y la subida de las cotizaciones. Luego no nos extrañemos cuando empiecen a aumentar las medias jornadas», ha comentado.

Para cambiar salarios y cotizaciones de las empleadas del hogar, puede encontrarse información en la web de la Inspección de Trabajo, en el portal de la Tesorería General de la Seguridad Social (Importass) y a través del Sistema RED (graduados sociales, gestorías y profesionales autorizados).

Te puede interesar

Comentar ()