Economía | Hacienda

Moncloa extenderá las medidas para abaratar la luz y anuncia otras nuevas en conjunto con la UE

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica

El Gobierno mueve ficha ante la crisis energética derivada de la guerra iniciada por Vladimir Putin en Ucrania. El Ministerio de Transición Ecológica ha anunciado que extenderá hasta finales de junio las medidas actuales existentes para frenar la escalada en los precios energéticos, que repercuten directamente en la factura de la luz.

Ante esta situación el Ministerio de Hacienda, junto al de Transición Ecológica, volverá a extender las medidas adoptadas anteriormente y se mantendrá el tipo reducido de IVA en el 10%, el Impuesto Especial a la Electricidad en el 0,5% y la suspensión temporal del Impuesto del 7% a la generación eléctrica. Esta batería de medidas supondrá un alivio del 20% en las facturas de los hogares, tal y como mantiene el Gobierno.

La prórroga de dichas medidas fiscales también atañe al recorte temporal a las centrales no emisoras de gas por los llamados beneficios caídos del cielo, aprobado por el Gobierno el pasado octubre, y suavizado semanas después para excluir del mismo la energía vendida en contratos a largo plazo.

Respecto a las medidas anunciadas conjuntamente con Bruselas, el Gobierno aún no ha dado pistas sobre en qué trabaja la Unión Europea, pero todo hace indicar que la desligación del gas en los precios mayoristas será la gran medida estrella. Esto supondrá que el coste de la materia prima, disparado por el conflicto bélico, no afecte en el recibo de los europeos.

Materias primas, disparadas

Las materias primas se han disparado una nueva jornada más, llegando a máximos de hace muchos años y creando una inestabilidad sin precedentes en las últimas décadas.

El precio del barril de petróleo Brent, de referencia para Europa, llegaba a superar este miércoles los 113 dólares por primera vez desde junio de 2014, después de que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtiese del riesgo para la seguridad energética global que representa la invasión de Ucrania por Rusia.

En concreto, el precio del barril de crudo de referencia para el Viejo Continente llegaba a situarse en 113,01 dólares, un 7,6% por encima del precio de 104,97 dólares marcado al cierre del martes y su mayor coste desde el 29 de junio de 2014.

El gas marca este miércoles máximos históricos en su cotización. Los futuros se han encaramado hacia los 200 euros el megavatio hora, subiendo sobre el 50% en un día.

Te puede interesar

Comentar ()