Economía

Los inspectores y subinspectores de Trabajo irán a la huelga el 30 de marzo

El personal de la Inspección de Trabajo, que abarca a inspectores, subinspectores y administrativos, protestarán por la falta de personal de un organismo con cada vez más funciones

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, bebe de una taza de café en un acto.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, bebe de una taza de café en un acto. Eduardo Parra / Europa Press

Inspectores, subinspectores y administrativos de la Inspección de Trabajo irán a la huelga a finales de este mes para protestar por la falta de efectivos y el incumplimiento de las promesas del Ministerio de Yolanda Díaz. Será la primera huelga de la historia que unirá a todo el personal de dicho organismo, según han explicado a este medio los convocantes.

«No podemos más. Estamos desbordados», ha asegurado una de las portavoces del colectivo, la presidenta del Sindicato de Inspectores de Trabajo (SITSS), Ana Ercoreca, que detalla que la huelga tendrá lugar el 30 de marzo. Previamente se celebrarán concentraciones en diferentes ciudades, el día 22 de marzo.

El parón estará respaldado por ocho organizaciones sindicales, la mayoría de las que existen en el sector, salvo una. En concreto, lo apoyarán CCOO, UGT, CSIF, el Sindicato de Inspectores de Trabajo, la Confederación Intersindical Galega (CIG), la Federación Estatal de Subinspectores de Empleo y Seguridad Social (FESESS), el Sindicato de Subinspectores Laborales de Seguridad y Salud (SISLASS) y la Unión Progresista de Inspectores de Trabajo (UPIT). El Sindicato Estatal de Subinspectores de Empleo y SS (Seslaess) ha decidido no sumarse.

El personal de la Inspección de Trabajo protestará porque el Ministerio aún no ha puesto en marcha el acuerdo al que llegó con el colectivo el pasado mes de julio. «No es de recibo que alcanzáremos un acuerdo el 7 de julio y que a 9 de marzo no sepamos nada. Mientras, aprueban la reforma laboral, el plan contra los golpes de calor, el plan contra la siniestralidad laboral, el plan estratégico… y la Inspección no la refuerzan», remarca.

El colectivo insiste en que «por sí sola» la reforma laboral «no va a solucionar la precariedad», si no se nutre de personal al organismo, en números rojos desde hace años. La inspectora también recuerda que con motivo de la pandemia este colectivo empezó a visitar empresas para revisar que se estaban cumpliendo las medidas de seguridad, y que ahora también deben velar por el cumplimiento de los planes de igualdad.

En España hay 858 inspectores de trabajo, 994 subinspectores y 924 efectivos de personal administrativo en este organismo. Denuncian que se trata de solo un inspector o subinspector por cada 15.000 trabajadores, mientras que la media de la UE es de uno por cada 7.000. A la vez, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indica que tendría que haber uno por cada 10.000 trabajadores activos.

«Sorprende aún más si cabe la debilidad de las personas responsables del Ministerio de Trabajo y Economía Social, que renuncian a defender un acuerdo que ha sido suscrito por ellas mismas, y avalado por la propia ministra (Yolanda Díaz), y que responde a un diagnóstico compartido para buscar las soluciones necesarias en la Inspección de Trabajo y Economía Social que debiera servir para construir la institución que este país necesita en este siglo XXI», han expresado también desde CCOO en un comunicado.

El acuerdo adoptado el 7 de julio de 2021 contemplaba medidas que los trabajadores consideran fundamentales para el funcionamiento de la Inspección. Así, incluía un refuerzo del personal, mejoras salariales para algunos niveles profesionales y una equiparación salarial que la plantilla considera necesaria.

Los inspectores y subinspectores de Trabajo en diciembre ya amenazaron con ir a la huelga en febrero, como entonces informó este medio, si el Gobierno no cumplía entonces con el acuerdo que formalizó con el colectivo en julio para mejorar sus condiciones de trabajo. El gremio considera ahora aún más importante reforzar el cuerpo, ya que tiene que velar por el cumplimiento de la nueva reforma laboral.

Te puede interesar

Comentar ()