Economía

El Gobierno negocia con los transportistas una bajada de entre 15 y 30 céntimos por litro

Un ciclista saluda a un transportista durante una marcha lenta en Santander.

Un ciclista saluda a un transportista durante una marcha lenta en Santander. EFE

El Gobierno y las principales asociaciones de transportistas trabajan ya con cifras concretas sobre la bajada del precio del gasóleo, en una horquilla que podría estar entre 0,15 y 0,30 céntimos por litro del carburante, en la reunión de este jueves y en la que buscan un acuerdo que facilite la desconvocatoria del paro.

Tras más de cuatro horas de negociación, se ha hecho un receso de dos horas, con la idea de continuar unas negociaciones con las que el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) confía en lograr una propuesta concreta de rebaja en el precio del combustible.

Sin embargo, en esa mesa no está sentada la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera nacional e Internacional, que esta misma mañana ha dicho a Efe que, con independencia del resultado de la reunión en el ministerio, no piensa desconvocar el paro que cumple este jueves su undécima jornada.

De momento, y según participantes en la reunión consultados por Efe, se ha hablado en algún momento de un descuento de un máximo 0,3 euros por litro, aunque de momento ninguna de las partes quiere citar cifra alguna públicamente.

Otras fuentes añaden que se ha hablado de un mínimo de un descuento de 0,2 euros por litro que se aplicaría directamente en el momento del repostaje.

Se trataría, por tanto, de cifras similares a las de los países del entorno como Francia, Italia o Portugal.

Francia aplicará una rebaja en las gasolineras de 0,15 euros por litro de carburante para todos los consumidores particulares o profesionales a partir del 1 de abril y durante cuatro meses, e Italia reducirá en 0,25 el precio del litro de gasolina y del gasóleo durante un mes, hasta el 30 de abril.

En Portugal, las medidas incluyen una bonificación de hasta 0,30 euros por litro de gasóleo a los vehículos de transporte de hasta 35 toneladas, que se limita a los 0,20 euros por litro en el caso de los camiones de mayor tonelaje al menos durante tres meses.

Para facilitar su aplicación, el Gobierno luso implementará un sistema de reembolso directo en las gasolineras en colaboración con las compañías petrolíferas, para de este modo contribuir a la mejora de la tesorería de los transportistas.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar