Economía | Empresas

El Gobierno consuma otro giro político y tiene tres meses para vetar a Huawei por primera vez

Las operadoras españolas no podrán contratar a la empresa china para la extensión en el 5G

Una antena de la red 5G instalada por Vodafone en Barcelona.

Una antena de la red 5G instalada por Vodafone en Barcelona. Vodafone

La nueva ley de ciberseguridad en el 5G aprobada la semana pasada en el consejo de ministros supondrá un nuevo giro histórico en el Gobierno de Sánchez. Tras las nuevas relaciones con Marruecos, el Ejecutivo romperá relaciones con un gigante tecnológico como Huawei.

La empresa de telefonía móvil, pero también de telecomunicaciones, es una de las más eficientes y que más dinero ha invertido en desarrollo para la venta de tecnología para desarrollar proyectos de 5G a precios más competitivos.

“Durante años, Huawei ha destinado muchos recursos para ser muy eficientes a precios competitivos en materia de desarrollo e investigación del 5G, mientras que Europa y Estados Unidos van muy por detrás de China. Obviamente, esta ventaja competitiva hace que sus proyectos sean mucho más eficientes”, apuntan fuentes del sector de las telecomunicaciones.

El inicio de la guerra comercial en la época de Donald Trump como presidente del gobierno de Estados Unidos provocó el bloqueo internacional de muchas compañías en Occidente, para no romper relaciones con la potencia mundial, dejando a Huawei en una posición delicada.

La nueva normativa es una extensión más de la que han hecho otros países de Europa como Reino Unido o Francia que no dejan a Huawei ser partícipe de la extensión de las redes de telecomunicaciones.

Según la ley aprobada de ciberseguridad, “no podrán utilizar en la red de acceso de una red pública 5G equipos de telecomunicación, sistemas de transmisión, equipos de conmutación o encaminamiento y demás recursos, que permitan el transporte de señales, hardware, software o servicios auxiliares de suministradores de alto riesgo”.

Es decir, que el Gobierno deberá poner nombre y apellidos a estas empresas sospechosas de ser peligrosas para la seguridad de las redes españolas. Y, tal y como detallan las fuentes consultadas, se incluirán todas las compañías chinas, incluida Huawei. Una vez que la normativa pasó por consejo de ministros, el Ministerio de Asuntos Económicos tendrá un máximo de tres meses para oficializar la lista negra.

Cambio de posición

El Gobierno, por tanto, va a acometer uno de los giros más importantes durante su legislatura puesto que el propio Pedro Sánchez defendió a Huawei en varias ocasiones para no entorpecer las relaciones con China.

El presidente aprovechó hace poco menos de un año para recordar que el 75% del territorio español ya tiene acceso a cobertura 5G y que “lo haría con la ayuda de sociedades como Huawei”. Algo, que finalmente no será así. De hecho, el Gobierno intentó por todos los medios presionar a las telecos que operan en España para que incluyeran a su firma china en su lista de proveedores, algo que no consiguió ya que ni Telefónica, ni Orange, ni Vodafone no querían incluirla por motivos geopolíticos.

Telefónica, desde hace tiempo, ya recelaba del papel que debía tener la multinacional china en la extensión del 5G en España. Las buenas relaciones que mantiene la teleco con los gobiernos estadounidense o británicos (los dos que impusieron sanciones a Huawei), tal y como explican fuentes del sector, pesaban demasiado para firmar un acuerdo con la sociedad china. Finalmente, Ericcson y Nokia se impusieron en las adjudicaciones.

Lo mismo ocurre con Vodafone y Orange. Los gobiernos de sus países vetaron a Huawei hace más de un año por lo que tienen prohibidas las inversiones con la firma china en cualquier parte del mundo.

Mientras se consuma el veto a Huawei, la firma china se defiende. Fuentes de la compañía explican a este periódico que “la ciberseguridad es la máxima prioridad”. “A lo largo de las últimas tres décadas, hemos mantenido una trayectoria probada en el ámbito de la ciberseguridad en 170 países y regiones, entre los que se incluye España”, insisten.

“Con nuestra experiencia y nuestro conocimiento en tecnología, Huawei se compromete a ayudar a alcanzar los objetivos de la «Agenda España Digital 2025», ofreciendo servicios de red fiables y garantizando la seguridad de la red”, detallan las mismas fuentes.

Te puede interesar

Comentar ()