Economía

La AIReF advierte de que la deuda se disparará hasta el 140% del PIB en 2040

Considera alarmante que la ratio de deuda "vuelva a una senda ascendente tras años de descenso" a raíz del estancamiento en la reducción del déficit

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante la inauguración del XXXVIII Seminario de la APIE 'La economía de la pandemia' Juan Manuel Serrano Arce / Europa Press

La deuda pública podría dispararse a partir de 2025, lo que colocaría a las finanzas públicas españolas en una «situación muy vulnerable». Es lo que opina la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que estima que la deuda en 2040 aumentará hasta situarse en el 140% del PIB si el déficit estructural se mantiene estable a largo plazo entre el 1,5 y el 2,5%, como prevé.

La Autoridad Fiscal ha presentado este jueves su informe sobre la actualización del Programa de Estabilidad 2022-2025, que el Ejecutivo remitió a la Comisión Europea a finales de abril. El organismo encargado de vigilar la sostenibilidad de las finanzas públicas ya rebajó a principios de dicho mes sus previsiones de crecimiento del PIB hasta el un 4,3% para este año, frente al 6,3% que estimaba en otoño.

Entonces también señaló que este año el déficit será menor del inicialmente previsto, del 4,2% del PIB (frente a un 4,8%), gracias a los mayores ingresos registrados tanto el año pasado como este, y que la ratio de deuda sobre PIB descenderá hasta el 113,9%.

Pero en esta ocasión y tras analizar la documentación enviada a Bruselas, la AIReF se muestra preocupada por la senda ascendente de la deuda. Alerta de que el déficit estructural se situará en torno al 4% en 2025, seis décimas por encima del nivel previo a la pandemia y lejos del objetivo del 0,4%, y de que se mantendrá estable a largo plazo entre el 1,5 y el 2,5%. Ese estancamiento en la reducción del déficit supone un freno en la disminución de la deuda, que en 2025 se situará en el 108,8% del PIB, pero después aumentará hasta alcanzar el 140% del PIB en 2040.

Según el Gobierno, el déficit este año se reducirá hasta el 5% del PIB, mientras que en 2023 bajará hasta el 3,9%. Los dos años siguientes bajará hasta el 3,3% y el 2,9%, siendo 2025 el último año al que llegan las previsiones del Ejecutivo. En el caso de la deuda, el Gobierno la sitúa este año en el 115,2% del PIB, en 2023 en el 112,4%, mientras que en el 24 y el 25 caerá hasta el 110,9% y el 109,7%, respectivamente.

Así, desde la AIReF han alertado de que es alarmante que la ratio de deuda «vuelva a una senda ascendente tras años de descenso», aunque no han entrado a recomendar cómo debería abordarse su reducción. «Cómo se corrija esa situación estructural no nos corresponde a nosotros valorarlo», ha afirmado la presidenta de la entidad, Cristina Herrero.

Critica que España no tiene un plan fiscal a medio plazo

Una vez más, la Autoridad ha insistido en que España necesita una estrategia fiscal a medio plazo, y que encuentra «especialmente preocupante» que no se haya desarrollado en el actual escenario macroeconómico, que presenta «importantes riesgos», tanto por la pandemia del coronavirus como por la guerra de Ucrania y la elevada inflación. Desde 2020 la AIReF viene pidiendo al Gobierno que empiece a dibujar una «hoja de ruta que determine actuaciones para retomar la senda de estabilidad», como entonces contó este periódico.

El Gobierno dice que no es el momento, pero creemos que una planificación mínima sí se puede hacer»

cristina herrero, presidenta de airef

«La respuesta del Gobierno ha sido siempre que no es el momento, que hay una gran incertidumbre, que es imposible hacer una planificación. Pero nosotros creemos que hay una planificación mínima que sí se puede hacer», ha asegurado la presidenta del organismo.

Las reglas fiscales -que establecen unos límites del 3% y del 60% del PIB para el déficit y la deuda, respectivamente, de todos los países de la Unión Europea- están suspendidas desde 2020 para permitir a los estados gastar más para impulsar sus economías durante la crisis provocada por el coronavirus. Pero aún no está claro cuándo volverán a imponerse.

Es por eso que el organismo se muestra preocupado y recalca que «se agota» el tiempo para tomar medidas adicionales para reducir el déficit. Por ahora, España y Países Bajos han propuesto reformar las reglas fiscales hacia estrategias por estados. El riesgo, sobre todo, es un «probable endurecimiento de las condiciones monetarias», expresa, en un momento en que el Banco Central Europeo ya valora subir tipos de interés a principios de verano.

A la vez, critica al Gobierno que la tasa de déficit del 5% a la que el Gobierno espera llegar este año «no resulta exigente», por eso, recomienda incrementar los ingresos por encima de lo previsto en los presupuestos. La AIReF en cambio espera una mayor reducción del déficit en 2022, hasta el 4,2%, en ausencia de medidas adicionales.

Por otro lado, la institución ha decidido elevar su previsión de IPC medio para este año, situándolo en el 6,5%, frente al 6,2% que marcó hace un mes. Sí mantiene en el mismo punto sus expectativas respecto al crecimiento del PIB, que sitúa en el 4,3%. Es la misma cifra que contempla el Gobierno -que no hace estimaciones de IPC-.

Te puede interesar

Comentar ()