Economía

Bruselas rebaja las previsiones de crecimiento para España al 4% durante este año

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. EP

La Comisión Europea ha rebajado las previsiones económicas de España de manera significativa. En sus previsiones de primavera, las autoridades económicas de Bruselas fijan su previsión de crecimiento para nuestro país en el 4% para este año, tres décimas menos de las estimadas hace dos semanas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, y 1,6 puntos menos de lo estimado por las autoridades comunitarios en febrero pasado. Se trata de la primera proyección de evolución económica hecha por la Comisión teniendo en cuenta el impacto de la guerra en Ucrania.

De cara al próximo año la previsión de crecimiento para la economía española es del 3,4%, un punto menos de la anterior previsión. La corrección en sus estimaciones se basan fundamentalmente en la cuantificación del impacto que en la economía está teniendo la guerra en Ucrania y el alza de precios.

En cuanto a la inflación, las autoridades comunitarias la sitúan en la media aproximada del conjunto de la Unión, en el 6,1% para este año y en el caso de España en el 6,3%. De cara al próximo año la previsión para el conjunto de la Unión es del 1,8%. Estas cifras suponen prácticamente doblar la estimación de inflación que se auguró en las previsiones de febrero pasado, cuando se habló de un incremento de los precios del 3,6% para este año y del 1,1% para el próximo.

Respecto a la evolución de la producción interior en España, el Ejecutivo comunitario también rebaja ligeramente las previsiones del Gobierno. Así, estima un incremento del PIB del 4,3% para este año y del 3,5% para el próximo. Pese a ajustar la previsión a la baja, España crecerá de modo mucho más pronunciado que la media comunitaria, también tras haber sufrido un impacto mucho mayor en su economía en los meses precedentes. De cumplirse estas previsiones la economía española sería la cuarta en crecimiento del conjunto de la UE en el presente ejercicio, sólo superada por Irlanda, Malta y Portugal, el Estado miembro que registrará un mayor crecimiento.

Para el conjunto de la eurozona la estimación de crecimiento es del 2,7%, un recorte significativo si se tiene en cuenta que en febrero lo situó en el 4%.

Para el ejercicio de 2023, Bruselas prevé que el crecimiento del PIB será del 2,3 % tanto en la zona euro como en los Veintisiete, así como que la inflación se moderará hasta el 2,3 % y el 3,2 %, respectivamente. «Se espera que la recuperación económica continúe en España a pesar de las perturbaciones creadas por la guerra de agresión rusa contra Ucrania. Las inversiones del plan de recuperación y resiliencia y la recuperación del sector turístico está previsto que apoyen el crecimiento económico en el horizonte de las previsiones», afirma el informe de la Comisión. 

Problemas de suministro

El Ejecutivo comunitario señala que tras crecer un 5,1 % en 2021, la economía española se vio afectada por los problemas de suministros y la escalada de la inflación ligadas a la guerra, con lo que el PIB avanzó solo un 0,3 % en el primer trimestre y la ralentización continuará en el segundo (0,1 %). En el tercer trimestre, el crecimiento debería acelerar apoyado en el turismo, las inversiones del plan de recuperación y un cierta reactivación del consumo privado, según el análisis de Bruselas, que advierte, no obstante, de que el deterioro del poder de compra de los hogares por la inflación y la caída de los salarios reales tirarán a la baja del PIB.

«Los riesgos a la baja son predominantes en un contexto de gran incertidumbre global», apunta el Ejecutivo comunitario, que destaca la inflación impulsada por una subida de los precios de la energía «más rápida en España que en la mayoría de países de la eurozona».

Bruselas prevé que el aumento empiece a moderarse a mediados de año «ayudado» por las medidas del Gobierno, como los descuentos al carburante o el tope al precio del gas, de modo que en 2022 la tasa de inflación se situaría en el 6,3 %, pero en 2023 bajaría hasta el 1,8 %.

El paro, en el 13,4%

En cuanto al desempleo, la Comisión destacó que está en su nivel más bajo desde 2008 y se espera que «el mercado laboral siga fuerte», con lo que ha mejorado su previsión: proyecta que la tasa de paro bajará al 13,4 % en 2022 y al 13 % en 2023, nueve décimas menos de lo estimado en noviembre.

Por el lado fiscal, el Ejecutivo comunitario prevé que España siga reduciendo el déficit público hasta el 4,9 % del PIB este año, tres décimas menos de lo proyectado en noviembre, y al 4,4 % en 2023, dos décimas más.

El crecimiento económico y la «fortaleza» de los ingresos tributarios impulsarán esta reducción, aunque Bruselas avisa de que las medidas contra el conflicto en Ucrania «pesarán sobre el déficit». La deuda pública, por su parte, bajará al 115,1 % del PIB este año y al 113,7 % el próximo, cotas más bajas de las anticipadas en noviembre.

Te puede interesar

Comentar ()