Economía

Goirigolzarri (CaixaBank): “No vamos a decirle al Estado cuándo debe salir del accionariado”

El presidente ejecutivo de CaixaBank, José Ignacio Goirgolzarri.

El presidente ejecutivo de la nueva entidad, José Ignacio Goirigolzarri, a su llegada a una reunión del nuevo Consejo de Administración de CaixaBank. Jorge Gil / Europa Press

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank, ha dejado claro durante la presentación del Plan Estratégico de la entidad que ellos no van a darle consejos al Frob sobre su salida o no del accionariado. El Estado posee un 16% de las acciones de CaixaBank tras la fusión con Bankia y la fecha prevista para salir es en 2023, un año antes de que acabe la hoja de ruta presentada este martes.

Preguntado varias veces por ello, Goirigolzarri ha dejado claro que «a ningún accionista de una entidad en la que yo he trabajado le he dado ningún consejo, ni para salir ni para entrar. Si no lo he hecho así ni he querido influir en la opinión, menos lo voy a hacer con el Frob. Ellos tienen que tomar la decisión. Mi opinión es irrelevante».

La presentación del plan coincide con el décimo aniversario de la entrada del Estado en el accionariado de Bankia por el rescate, momento en el que el Frob se convirtió en accionista de la entidad.  José Ignacio Goirigolzarri ha ironizado con la fecha: «Es toda una efeméride».

La fecha prevista de la salida del Frob es para 2023, aunque ya ha sido aplaza en ocasiones anteriores. Por ello, el presidente de la entidad ha recordado que es una fecha teórica «pero que puede renovarse». Además, ha añadido que «a medida que el atractivo plan estratégico incremente el valor de la acción será más atractivo para el Frob»

Plan de crecimiento

CaixaBank ha presentado este martes su Plan Estratégico 2022-2024 en el que se marcan 9.000 millones de euros de capital como escenario central y una rentabilidad superior al 12% en ese periodo. El mercado ha celebrado la hoja de ruta de la entidad con una subida del 5,7% en el Ibex 35 hasta los 3,06 euros. Tanto el presidente, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, se han mostrado satisfechos con los datos de la hoja de ruta. Goirgolzarri ha resaltado que este plan se ha realizado en un escenario totalmente distinto al de hace un año, ya que la inflación y la previsible subida de tipos por parte del Banco Central Europeo son los protagonistas. 

No obstante, el presidente ha destacado que esta nueva estrategia “es crecimiento” y ha añadido que el escenario “ya no es de momento defensivo”. Así, Goirigolzarri ha explicado que es un plan estratégico de ilusión por el crecimiento. “El entorno es diferente y queremos marcar el liderazgo de la banca”, ha señalado en la rueda de prensa del plan estratégico. De esta manera, el presidente ha explicado que en los años anteriores en los que se presentaron los anteriores planes las “aspiraciones eran defensivas”.

Goirigolzarri ha insistido en que en este nuevo entorno del banco “en el que también es compañía de seguros y gestora de fondos, la estrategia no es defensiva sino de crecimiento”.

No más ajustes de personal

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha descartado que la entidad vaya a cometer una reestructuración de costes en el periodo que comprende el nuevo plan estratégico. «Ya lo hemos hecho, más de 6.500 personas se han ido del grupo, muchas sucursales se han cerrado y no es poco. Hay que verlo como algo muy importante, porque lo hemos hecho en 12 meses, ha sido un gran esfuerzo y nos hemos preparado ahora para los siguientes tres años gracias a ese esfuerzo. Por tanto, es algo que no pensamos que pueda ocurrir en el siguiente periodo», ha asegurado.

Por otro lado, preguntado sobre las peticiones sindicales de incluir cláusulas de revisión salarial en los convenios colectivos para hacer frente a la inflación, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha apuntado que el convenio actual vence a finales de 2023, si bien con el último convenio se llegó a un acuerdo un año después de su vencimiento.

«Yo no tengo la bola de cristal para saber cuál va a ser la inflación, pero creo que tenemos que tomarnos un tiempo y pensar que va a haber acciones clave por parte de los bancos centrales que van a tener un impacto. Nuestro acuerdo es un acuerdo de cinco años y es verdad que llega a su término a finales de 2023 y puede que entonces la situación sea diferente. Obviamente estaremos abiertos al debate y escucharemos lo que nos quieran decir los sindicatos, pero en este momento tenemos un acuerdo firmado hasta finales del año que viene y será entonces cuando tengamos que hablar de 2024″, ha señalado el consejero delegado.

Te puede interesar

Comentar ()