Economía | Empresas Estrella Galicia

De China a Brasil: el 'milagro' de la cerveza gallega traspasa fronteras

La matriz tiene previsto invertir más de 600 millones de euros en un plan estratégico para potenciar su crecimiento en los tres próximos años en diferentes mercados y alcanzar los 1.000 millones de facturación

Una botella de Estrella Galicia.

Una botella de Estrella Galicia. EP

Corporación Hijos de Rivera, la matriz de la cervecera Estrella Galicia, tiene el objetivo de ampliar su crecimiento tanto en el mercado español como fuera de nuestras fronteras. La empresa familiar centenaria cuenta con una única fábrica en La Coruña. Pero pone rumbo ya hacia una nueva etapa con una inversión de 600 millones de euros en lo próximos tres años para alcanzar el objetivo de facturar 1.000 millones anuales.

De aquí a dos años levantará otros dos centros de producción, gracias a la puesta en marcha de las fábricas de Morás (La Coruña) y de (Sao Paulo) Brasil, esta última para atender la creciente demanda que dice haber detectado en toda la zona de Mercosur. «Ya vendemos nuestros productos en 60 países y seguro que después de este plan, los venderemos en más», aseguraba este jueves el presidente ejecutivo de la compañía Ignacio Rivera, durante la presentación de los resultados anuales.

Al margen de mejorar la digitalización de la empresa, el foco está puesto en el crecimiento internacional. Para ello cuenta con dos unidades de negocio: Estrella Galicia Latam, que se encarga de todo el segmento sudamericano y Estrella Galicia Internacional, que se encarga del resto de mercados. «Estamos montando nuevas filiales y con una ambición importante. En 2024 pesará mucho más de lo que pesó en 2021», destaca Rivera. De momento, Corporación Hijos de Rivera cuenta con 31 empresas en ocho países.

Actualmente las ventas internacionales no alcanzan los dos dígitos. Aunque su ambición es que logren representar el 20% de la facturación de aquí a unos años. Hasta ahora, Estrella Galicia ha centrado su estrategia en Latinoamérica, con especial peso en Brasil. «Estamos trabajando duro en el desarrollo del mercado brasileño, que es más un continente que un país», reconocía Rivera.

Sin embargo, la compañía también dice tener interés en crecer tanto en Centroamérica como en Norteamérica, donde cuenta con otras dos filiales (una en Estados Unidos y otra en México). «Veremos qué opciones hay, porque son mercados muy interesantes», destacaba el presidente de la empresa.

Asimismo, en el mercado Europeo dicen estar trabajando «muy fuerte» y preparar filiales en Reino Unido y Portugal. Además, dicen estar «explorando» otros escenarios como Oriente Medio. «La Expo de Dubái nos ha ayudado a entender mucho cómo es ese mercado y ahora viene un Mundial. Hemos captado posibles aliados muy importantes», destacaba Rivera.

Por su parte, el mercado asiático es un escenario complicado donde sigue habiendo zonas cerradas. De momento, los dueños de Estrella Galicia tienen una filial activa en Shanghái. Y el objetivo es reforzarla para avanzar en ese mercado, sobre todo con la intención de potenciar la vertiente del comercio electrónico tan en auge en el gigante asiático. También tienen un ojo puesto en el mercado africano, pero su eventual crecimiento en ese continente se dejaría para un futuro plan estratégico.

Lo que sí tienen claro es que su fórmula de crecimiento es fundamentalmente orgánica. Aunque han adquirido alguna cervecera craft y han entrado con un 51% del capital en el proyecto de aguas Auara, la intención no es comprar nuevas empresas sino potenciar sus centros de producción. «No invertimos en comprar compañías, sino en hacer fábricas más grandes y nuevas fábricas», señalaba.

¿Y cómo explican el crecimiento experimentado en los últimos tiempos? «Creo que ha calado el mensaje de que nuestra obsesión no es ser los más vendidos sino los más queridos«, aseveraba. En este sentido, dicen haber crecido en todas las zonas de España. «Estamos en un momento de seguir alimentando la diferenciación que tenemos; y que no sea una cerveza de moda», reflexionaba.

La compañía tiene previsto acudir al mercado financiero para conseguir esos 600 millones de inversión prevista para los próximos años. Una cantidad que es equivalente a la facturación lograda en el año 2021, cuando logró vender casi un 30% más de cerveza que en el primer año del coronavirus.

Te puede interesar

Comentar ()