Economía

Sánchez buscará en Davos inversiones para impulsar los microchips en España

Se reunirá con dirigentes de Qualcomm, Intel, Micron y Cisco en la misma semana en que los ministros aprobarán el PERTE de microchips y semiconductores

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a una conferencia en Madrid.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a una conferencia en Madrid. Antonio Gutiérrez / Europa Press

Qualcomm, Intel, Micron y Cisco. Son las cuatro grandes empresas del ámbito de los microchips con las que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirá la próxima semana en el marco del Foro de Davos, que tendrá lugar en la ciudad suiza con el mismo nombre, según han explicado este viernes fuentes de Moncloa.

Sánchez mantendrá encuentros con los máximos responsables de estas compañías para explicarles cuál es el proyecto de España relativo a los microchips. En un foro que estará muy enfocado al ámbito tecnológico, el Gobierno espera que España pueda diseñar y fabricar estos componentes de los aparatos electrónicos en un momento en que la mayoría de las empresas que realizan esta actividad se encuentran en Asia.

El Ejecutivo está percibiendo la vulnerabilidad que está suponiendo para muchas compañías que los fabricantes de microchips estén concentrados en ciertos países, que los fabricantes sean pocos y que se está produciendo cierta deslocalización, de la que busca que España se beneficie. En este contexto, el martes el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar un nuevo Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) sobre microchips y semiconductores dotado con 11.000 millones de euros de inversión pública -este será el undécimo PERTE que se conoce-.

Las mismas fuentes no han cuantificado la inversión que el Gobierno espera conseguir gracias a estos contactos en el mencionado Foro Económico Mundial, argumentando que no se pretende salir del evento con una gran inversión de miles de millones, sino establecer relaciones y mostrar las «fortalezas» de España en este terreno, y que esta es una «plataforma ideal» para empezar a explicar el proyecto de España relativo a los microchips. La intención del presidente, han expresado, es que el país esté entre aquellos «a la vanguardia de la máxima tecnología», entre la que ubica los microchips.

«Queremos hacer de España un lugar de referencia y de vanguardia para la fabricación de microchips y semiconductores en el continente europeo», remarcó el propio Sánchez el miércoles, en la inauguración del foro empresarial España-Qatar, organizado por la CEOE, en el marco de la visita de Estado del emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Thani. En otras ocasiones igualmente ha insistido en que «los semiconductores son un elemento básico de todos los sectores» y que «España no va a perder la carrera ante la tecnología más avanzada».

Precisamente, la escasez de microchips y semiconductores fue la causa de importantes cuellos de botella en la economía mundial tras los confinamientos asociados a la pandemia, por lo que la Unión Europea mostró su intención de aumentar la fabricación de estos componentes para reforzar su autonomía.

Además, Sánchez se reunirá con el fondo soberano de Singapur (CIG, por sus siglas en inglés), que según las mismas fuentes de Moncloa estaría interesado en invertir en España; se verá con el presidente y el consejero delegado de la siderúrgica Arcelor Mittal para discutir «inversiones importantes que están en juego» y mantendrá encuentros bilaterales con otros líderes políticos. Asimismo participará en varios paneles y tendrá una intervención en solitario. La vicepresidenta Teresa Ribera también asistirá y moderará una mesa sobre seguridad energética.

Este año, el foro dará especial visibilidad al Gobierno ucraniano, aunque no asistirán el presidente Zelensky -que pronunciará una conferencia a distancia- ni el primer ministro. El evento retoma su actividad tras celebrarse por última vez en enero de 2020, cuando cumplió medio siglo de existencia. Esta será su 51 edición, del 22 al 26 de mayo, «la más oportuna» según sus organizadores dados los problemas sin precedentes que afronta el mundo y que ponen a prueba a gobiernos y negocios.

El Foro de Davos es la plataforma internacional más importante en la que coinciden líderes políticos, responsables de la economía, directivos de las compañías más poderosas del mundo y también representantes de la sociedad civil. A esta reunión acudirán unos 2.500 participantes, entre ellos medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno, incluso más de los que acudieron para marcar su quincuagésimo aniversario.

Del lado de Europa, acudirán la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y la del Parlamento Europeo, Roberta Metsola; el canciller alemán, Olaf Scholz; el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis. También acudirá el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, cuya organización es vista como una potencial amenaza por Rusia.

Te puede interesar

Comentar ()