Economía

Calviño afirma que no bajó los impuestos a la gasolina por "no ser útil" para los transportistas

Un grupo de transportistas gallegos circulan con más de un centenar de camiones.

Un grupo de transportistas gallegos circulan con más de un centenar de camiones. EFE / Lavandeira jr

Los impuestos de la gasolina no se bajaron no por resistencia del Gobierno sino por considerar los transportistas que no les era útil. Por eso sólo se intervino en el precio pero no en la elevada carga impositiva que tienen los carburantes. El Ejecutivo ha afirmado hoy que en caso de solicitarlo lo hubieran aplicado. Así al menos lo ha asegurado la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño.

En declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, Calviño ha subrayado que, en contra de lo que argumenta el PP, el Gobierno sí ha bajado impuestos, aunque de manera selectiva, aplicando rebajas en la fiscalidad de la electricidad. «Hemos bajado el precio de la gasolina, no los impuestos, porque los transportistas nos dijeron que no les era útil. Si no, los hubiéramos bajado. No rechazamos medidas per se, pero queremos tomar las medidas más eficaces en cada momento», ha afirmado la ministra.

Calviño ha defendido que tanto la Comisión Europea como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el resto de gobiernos no apoyan una rebaja generalizada de impuestos, sino selectiva, algo que considera «lógico» si se tiene en cuenta que el principal problema de España es la inflación. «Una bajada generalizada de impuestos alimenta la inflación, por eso no lo recomienda nadie», ha remarcado la vicepresidenta, que ha recordado además que el PP votó en contra de la rebaja fiscal a la electricidad y de la bonificación a los precios del carburante.

Pensiones e IPC

La vicepresidenta ha negado que el Gobierno sea optimista en la descripción que está haciendo sobre la situación económica, pues «todos los organismos» prevén que España crezca este año entre un 4% y un 4,8%, que es una «recuperación fuerte».

Sobre las advertencias de Bruselas por el nivel de deuda de España y el mayor gasto que supone vincular la actualización de las pensiones con el IPC, Calviño ha destacado que la Comisión «ha avalado» todas las reformas planteadas por el Gobierno español, así como la senda de reducción de deuda hasta 2025. «Somos un Gobierno responsable que va bajando el déficit y la deuda en una senda que evidentemente se rompió para responder a la pandemia, pero ya estamos absorbiendo ese coste extra de respuesta a la pandemia y en esa línea tenemos que seguir, con una política fiscal responsable», ha afirmado.

Calviño ha reiterado además el compromiso del Ejecutivo con la actualización de las pensiones conforme a la inflación y ha indicado que las personas mayores han sido las que «más estragos» han sufrido durante la pandemia. «En este momento lo que tenemos que hacer es darles tranquilidad y apoyo. Tienen que sentir que el conjunto de la sociedad está con ellos. Hay un compromiso unánime del Parlamento de mantener el poder adquisitivo de las pensiones y nosotros vamos a cumplir con ese compromiso, siguiendo con una política fiscal responsable que nos permita seguir reduciendo en paralelo la deuda y el déficit, y para ello lo más importante es tener un crecimiento fuerte», ha destacado.

Subida de tipos

En lo que respecta a la próxima subida de tipos de interés anunciada por el Banco Central Europeo (BCE), Calviño ha señalado que los tipos volverán a ser positivos en la segunda mitad del año y que «hay que prepararse para ello». En todo caso, ha apuntado que la inmensa mayoría de las hipotecas se están haciendo a tipo fijo, que las familias «tienen colchones» gracias a la medidas que se adoptaron durante la pandemia para proteger sus rentas, y que el Gobierno ha aprovechado el periodo de bajos tipos de interés para mejorar las condiciones de financiación. «Tenemos que tener la economía lo más sólida posible para que esta subida de los tipos no tenga efectos negativos», ha subrayado.

La vicepresidenta ha defendido también que una recuperación tan fuerte de la economía española no se entendería sin el Plan de Recuperación. En este sentido, ha puesto en valor el Perte de microchips aprobado ayer por el Consejo de Ministros, para el que ya está habiendo contactos con empresas, así como la labor desarrollada en Davos por el presidente Pedro Sánchez «para poner a España en el mapa».

Te puede interesar

Comentar ()