Economía | Empresas

La electricidad será más cara de lo que promete el Gobierno hasta marzo de 2024

Los futuros negociados marcan precios superiores a los 140 euros, frente a los 130 euros que prevé el Gobierno

Una factura del consumo de luz

Una factura del consumo de luz Europa Press

El precio de la electricidad seguirá tensionado, como mínimo, hasta marzo de 2024. Es más, el coste del megavatio estará por encima de las previsiones del Gobierno, una vez que entre en vigor el Real Decreto por el cual se limitará el precio del gas para generar electricidad.

El Ministerio de Transición Ecológica calculó que el MWh se quedará en 130 euros cuando Bruselas dé el visto bueno y se acople la medida en el mercado mayorista. Teresa Ribera, ministra de la cartera energética, aseguró que limitando el precio del gas a 48 euros de media durante los próximos 12 meses, la factura se reducirá entre un 30% y un 40% por usuario. Pero, lo cierto es que los futuros eléctricos prevén que los precios estarán por encima de las previsiones que tiene Moncloa.

Según los datos recogidos por el Mercado oficial de futuros y opciones financieros en España (MEFF), el megavatio a la hora negociado a medio y largo plazo se sitúa por encima de los 130 euros que estima el Ejecutivo de Pedro Sánchez. No será hasta el primer trimestre de 2024 cuando el MWh se sitúe por debajo del coste que estima Moncloa, con 106,74 euros.

En la actualidad, los precios que se negocian en los mercados financieros se sitúan en una horquilla entre los 143 euros y los 160 euros para los dos próximos años. Es decir, que a pesar de los intentos que está haciendo Moncloa por contener los precios energéticos, la crisis eléctrica seguirá presionando al mercado mayorista. Por ejemplo, los contratos que se firman durante estos días para adquirir electricidad durante 2023, se firman a un precio de unos 150 euros el MWh.

En el corto plazo, la situación tampoco mejora las expectativas del Gobierno. Para el mes de junio, los futuros rondan los 150 euros, mientras que los de julio y agosto se quedan en los 140 euros. Estos dos últimos períodos son los más baratos tradicionalmente debido a la menor demanda eléctrica que tiene el sistema por el período vacacional de millones de españoles y el menor impulso de la Industria, que en muchas ocasiones cierra su producción temporalmente. Los contratos firmados para septiembre se elevan hasta los 146 euros, mientras que para octubre, noviembre y diciembre, el MWh se sitúa en torno a los 141 euros.

No obstante, los futuros que se negocian en el mercado eléctrico denotan cierta relajación respecto a las cifras que se han registrado en el mercado mayorista. Por ejemplo, el precio medio de la luz en el pool se mantendrá por debajo de la cota de los 200 euros por megavatio hora para este jueves.

En concreto, el precio medio para este jueves será de 191,08 euros/MWh, casi 3,8 euros menos que los 194,86 euros que se llegaron a alcanzar el pasado martes, según los datos publicados por el Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).

Las grandes eléctricas venden su electricidad a futuro

La energía vendida a largo plazo, es decir aquella que se acoge dentro de la tarifa libre (conocida como PPA), no deja de crecer en términos porcentuales. Esta operativa, además, beneficia a las compañías puesto que el Ejecutivo incluyó en el decreto aprobado para amortiguar el impacto de la guerra en Ucrania una minoración de los ingresos extra que recibían las empresas en pleno caos de precios. Las eléctricas salvaron un match ball y aquella energía que se negoció antes con terceros no se incluiría en dichas minoraciones.

Moncloa introdujo una revisión del sistema de minoración de los ingresos extra que algunas compañías están obteniendo en pleno caos de precios para incluir todos contratos que se firmen a precios altos (por encima de 67 euros por megavatio hora), prolongando los recortes hasta el 30 de junio (tres meses más de lo anteriormente aprobado)

Así, Endesa tenía, a finales de marzo, el 100% de su energía propia (nuclear, hidroeléctrica y renovable no regulada) vendida para este año, y el 82% ya para 2023.

Naturgy también comunicó que ha vendido toda su energía de la que es capaz de generar por debajo del precio fijado por el Gobierno de 67 euros por lo que ha tenido que acudir a comprar electricidad al pool debido a la baja hidraulicidad.

Por su parte, Iberdrola no hace pública la cantidad de energía que tiene vendida a largo plazo. Sin embargo, la empresa señaló en la presentación de resultados que el 80% de la energía vendida a sus clientes de mercado libre está a precios que se sitúan entre la mitad y un tercio inferior a los precios de la tarifa regulada.

Los clientes, en el contexto de volatilidad en los precios del mercado del pool, abogan por abandonar la tarifa regulada para irse a la libre y negociar la electricidad con su comercializadora. Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, un total de 1,25 millones de contratos se han pasado de la tarifa regulada por el Gobierno a la libre.

Te puede interesar

Comentar ()