Economía | Empresas

Las comercializadoras eléctricas ponen en marcha subidas de hasta el 50% en la tarifa libre de sus clientes

Las empresas empiezan a comunicar que las tarifas se verán afectadas por el incremento sustancial de los precios de la energía

Imagen de una factura de electricidad

Una factura eléctrica

Las comercializadoras eléctricas están preparándose para incrementar los precios de luz y gas para los clientes que tienen en el mercado libre. Las compañías han comenzado una campaña de información a los usuarios que se acogen a esta opción en la que se explican los motivos de estas subidas que se van a producir, sobre todo, “a partir del 1 de julio”, tal y como indican fuentes del sector energético.

Durante las últimas semanas las empresas encargadas de emitir la factura eléctrica a los clientes han incluido en un apartado las nuevas condiciones de los clientes. “Son actualizaciones en el mercado libre, que se revisan cada año y que ya están recogiendo el impacto de la subida de las materias primas. Todos los contratos de mercado libre de todas las empresas acostumbran a tener cláusulas de revisión de precios desde el primer momento que se firma”, indican las fuentes consultadas.

Sin embargo, tal y como indican otras voces consultadas, muchas de las empresas están remitiendo a los clientes las nuevas condiciones de su contrato una vez que se ha producido el tiempo que permite la ley para que éstas puedan ser revisadas. “Estamos avisando a los clientes con antelación”.

Las empresas, en este sentido, se escudan en que este tipo “de tarifas no tienen permanencia por lo que los clientes tienen la opción de cambiar sin ningún tipo de penalización si sus hábitos de consumo han variado y hay alguna tarifa que actualmente les resulta más ventajosa)”.

Según ha podido constatar este periódico, el alza del precio de los contratos de clientes que finalizan su período de validez bajo las antiguas condiciones es de hasta un 50%. “Estamos hablando de una subida media del 30% en tarifas del mercado libre. Hay que tener en cuenta que los costes de energía en el último semestre del 2021 registraron una subida del 180% en comparación con el semestre anterior. Y analizando de octubre 2021 a marzo 2022 la subida es del 128%. Con estas tres cifras, se puede ver claramente que la subida es moderada y muy por debajo del precio del mercado, pues se ha intentado trasladar a los clientes el mínimo impacto posible”, señalan las fuentes consultadas por este periódico.

El sector energético, en este sentido, remarcan que, a cierre del primer trimestre de 2022, el coste energético se ha disparado un 407% más que durante el mismo período del año anterior. Además, recuerdan que “el mercado ibérico fue el más barato teniendo en cuenta el mercado, el británico, el italiano, el francés y el de los Países Bajos”.

En este sentido, desde Facua ya han advertido “de importantes subidas en las ofertas eléctricas del mercado libre». El último análisis de la asociación detecta diferencias de hasta el 33% en la factura del usuario medio. Tomando como referencia las tarifas PVPC de los últimos siete días (entre el viernes 29 de abril y este jueves 5 de mayo), la factura mensual del usuario medio se situaría en 122,88 euros.

De las ofertas del mercado libre analizadas por la asociación con el mismo sistema de discriminación horaria por tramos que el PVPC más caras es la de Holaluz (142,66 euros para el usuario medio), seguida a gran distancia por las de Gana Energía (123,22 euros) y TotalEnergies (123,07 euros).

La CNMC vigila e insta a que se cumplan las condiciones

Ante la subida de precios de la energía para los consumidores españoles, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya dejó claro que “está en alerta” ante posibles incumplimientos de las reglas del juego y que, por tanto, vigilará los movimientos en el mercado eléctrico en cuanto a precios.

Fuentes de la CNMC indican que las empresas “tienen que respetar las normas de información con antelación a los clientes sobre la modificación de los términos de sus contratos”.

En este sentido, el regulador indica que los clientes deben ser debidamente avisados de forma transparente y comprensible de cualquier intención de modificar las condiciones del contrato e informados de su derecho a rescindir el contrato sin coste alguno cuando reciban el aviso. Asimismo, los usuarios deben “ser notificados de forma directa por su suministrador sobre cualquier revisión de los precios derivada de las condiciones previstas, con al menos un mes de antelación a su aplicación de forma transparente y comprensible”.

El Gobierno se apresura

En otro orden de cosas, el Gobierno de Pedro Sánchez espera presentar «cuanto antes» la nueva propuesta remitida a Bruselas. En principio, y tal como adelantó el presidente de Portugal, Antonio Costa, la Comisión Europea ha dado validez a la documentación remitida por Portugal y España para topar el precio del gas en el mercado eléctrico a 50 euros.

En los detalles, España deberá publicar de que forma se pagará el sobrecoste generado en las centrales de ciclo combinado puesto que aunque no se repercuta el precio real del gas a la electricidad, dichas tecnologías sí tendrán que pagar a precio de mercado la materia prima.

También se desvelará de qué manera progresiva se va a incrementar el coste del gas en los ciclos combinados puesto que el precio de gas en los ciclos combinados arrancará en los 30 euros, pero un año después tendrá que tener un precio medio de 50 euros.

Te puede interesar

Comentar ()