Economía

España necesita 100.000 trabajadores que no encuentra entre los 3 millones de parados

Una camarera atiende a varios clientes en una terraza.

Una camarera atiende a varios clientes en una terraza en Valencia. Iñaki Berasaluce / Europa Press

El Ministerio de Trabajo se ha reunido esta semana con los representantes de los sindicatos CCOO y UGT y de los empresarios de CEOE y Cepyme para abordar el problema de las vacantes en España. A la ministra Yolanda Díaz le preocupa que en un país con más de 3 millones de parados las empresas no encuentren personal para cubrir cientos de miles de puestos, como estiman que sucede.

Según la Encuesta de coste laboral que elabora el Instituto Nacional de Estadística, son unos 100.000 puestos los que desde 2018 quedan desiertos en España, el país que tiene la mayor tasa de paro de la UE -del 13,6% en el primer trimestre-, cada trimestre, prácticamente de forma independiente a la temporada y el año. Sucedía así antes de la pandemia, por lo que los expertos descartan que esté ligado con dimisiones masivas de trabajadores, como sí está ocurriendo en Estados Unidos.

Para el departamento de Trabajo, parte del problema está en que no se está pagando lo suficiente y en las condiciones laborales de estos puestos, una explicación que esta semana ha generado polémica. «Algunas de las vacantes que se están produciendo en territorios concretos y la hostelería tienen que ver con que no se paga lo suficiente, no hay descansos, las jornadas son agotadoras y los trabajadores no pueden conciliar su vida personal y laboral», apuntó esta semana el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey.

Por eso, creen que la solución está en manos de los empresarios, en pagar a los empleados adecuadamente, cumpliendo con los descansos y jornadas y permitiendo la conciliación: «Cuando eso suceda, las vacantes se esfumarán como la espuma», vaticinó la mano derecha de Yolanda Díaz. Ella misma repitió en el Congreso la frase que unas semanas antes había pronunciado el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en respuesta a los problemas de algunos empresarios para encontrar trabajadores: «Páguenles más».

La respuesta de los empresarios no se ha hecho esperar, replicando que el argumento es falso. «Es alarmante que en el lado del Gobierno se despache con unas declaraciones irresponsables», aseguró el martes el presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Gerardo Cuerva. Cuerva recordó que la gran mayoría de las pequeñas y medianas empresas españolas siguen estando en una situación «extremadamente complicada» en cuanto a sus propias circunstancias de sobreendeudamiento, morosidad, caída de la facturación, incremento de los costes, presión fiscal o riesgo de viabilidad, y aseguró que el problema es más complejo.

En qué sectores hay déficit de trabajadores

De lo que no hay duda es que, aun sin Gran Dimisión como en EEUU, en España hay sectores que no están cubriendo las vacantes que ofrecen. Y no es un problema de formación, puesto que la mayoría de estas ofertas no son de perfiles de más alta cualificación, tendencia que sí se observaba anteriormente, sino sobre todo de perfiles con formación profesional (FP).

Según el INE, desde 2018 hay unos 100.000 puestos de trabajo que cada trimestre no se cubren en España. Son cifras mucho mayores que en ejercicios anteriores: por ejemplo, entre 2014 y 2015 las empresas no necesitaban más que 50.000 trabajadores.

Pero, ¿quiénes son los que están demandando estos empleados y no los encuentran? Los datos que maneja el Ministerio de Trabajo le llevan a pensar que es un fenómeno localizado sectores como la hostelería, la construcción, la agricultura o el transporte y muy localizado en territorios de costa o fuertemente vinculados al sector turístico.

En los datos del INE, de su lado, destacan sobre todo las vacantes del sector servicios, con 95.500 en el cuarto trimestre, muy por encima de las 7.000 de la industria y de las 6.000 de la construcción. La encuesta apunta a que sobre todo la Administración no estaría encontrando trabajadores -algo que también ha reconocido el Ministerio de Trabajo-, con 31.000 vacantes, el comercio, con 13.000, y las actividades sanitarias, con casi 13.000 también.

Por tipo de empresa, de los 109.000 puestos que estas decían demandar en el cuarto trimestre de 2021, según los últimos datos disponibles, la mayoría pertenecían a empresas de hasta 50 trabajadores -45.000-, y 36.000 a compañías de 200 o más empleados. Por último, las empresas de entre 50 y 200 son las que pedían 27.000.

Por otro lado, UGT ha situado geográficamente el problema en sobre todo cuatro comunidades: Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía, que engloban en torno al 20% de vacantes. El INE no recoge los datos de vacantes desglosados por regiones.

El problema de cuantificar las vacantes

El INE dice que hay 100.000 puestos de trabajo sin cubrir en España, pero Infojobs mantiene que en su portal había 200.000 ofertas en enero y en febrero, y 150.000 en marzo. El Gobierno no tiene una estadística propia, no hay una fuente que verifique estadísticamente la información de vacantes. Es algo que Yolanda Díaz quiere remediar.

El director de Randstad Research -la multinacional de servicios de recursos humanos-, Valentín Bote, ya explicó a este medio que sería interesante conocer de forma oficial tanto cuántos puestos de trabajo están por cubrirse como cuánto tiempo llevan en esa situación, ya que no es lo mismo que en el país existan miles de ofertas de trabajo que se cubran a los días de publicarlas que si estas permanecen sin cubrirse durante meses, lo que sí evidenciaría un problema del sector.

En esa línea, Yolanda Díaz ya anunció en diciembre que convertiría el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en la nueva Agencia Española del Empleo, «un paralelo a la Agencia Tributaria en materia de empleo», con el objetivo de unificar todos los puestos vacantes a nivel nacional en una misma plataforma controlada por el Estado, donde exista un expediente laboral único que funcionará de forma similar a como lo haría un historial médico de un ciudadano que pudiera ser consultado por toda la Administración, a nivel nacional, autonómico y local.

«Una de las grandes deficiencias que tenemos en la actualidad es que no hay un sistema único respecto a las ofertas de empleo que tenemos en el país. Ahora cualquier empresa o administración va a tener que comunicar a esa agencia la oferta de la que se disponga. De una manera simple, una visualización, podremos conocer cuáles son las ofertas que se están propiciando en el conjunto del país», explicó entonces. No está claro cuándo llegará este portal público de empleo, aunque está prometido a Bruselas en el marco del Plan de Recuperación como parte de las reformas que deberían implementarse entre 2021 y 2023.

Te puede interesar

Comentar ()